Hipervolúmenes ndimensionales

Volúmenes

El concepto de volumen es totalmente abstracto, aunque en la mente humana, ha quedado patente como una restricción propia del mundo 3D ordinario. Sin embargo, se puede hacer una extensión mayor, basa en el concepto del álgebra vectorial que los físicos e ingenieros utilizan en sus tratados.

Retículo ordinario

Retículo 3D ordinario

El concepto básico de volumen, en la física se basa en el producto mixto vectorial, en el hiperespacio 3D ordinario, la cual es una multiplicación entre vectores que involucra el producto escalar y el producto vectorial, tal que si los vectores involucrados son cooplanares el volumen encerrado por el paralelepípedo vale cero. A pesar, de que la región donde se encuentran los vectores coplanares, encierran gran cantidad de puntos, no hay volumen real, pues en principio el volumen ocupado por un punto tiende a cero.

En el mundo de ciencia formal, dado que el espacio es un continuo, el hipervolumen aparente es igual al hipervolumen real, pues no contempla  cuantizaciones y prohibiciones de valores de conjuntos de coordenadas, esto sería como los agujeros en un queso.

Hipervolumen 3D ordinario

El espacio 3D ordinario es un hiperespacio supuestamente infinito, donde retículo se crea por la replicación de los ejes dimensionales básicos “X”, “Y” y “Z”. En los textos y tratados de la ciencia formal, los valores de las coordenadas son continuos. Es decir, par la ciencia formal, no existe el cuanto dimensional, que tanto J.J. Benitez menciona en  su  libro y que este sitio web promueve.

Supraretículo 3D ordinario con microretículos 3D curvos

Supraretículo 3D ordinario con microretículos 3D curvos

En la ciencia formal, cualquier plano del hiperespacio 3D ordinario tiene infinito número de puntos, sin importar el tamaño del plano seleccionado. Para la visión de este sitio, web existe un retículo cuántico dimensional que no puede ser dividido. Kaluza en 1919, mencionaba bucles de radio del orden de 10-34 m, por lo cual, es entendible el porque la aproximación del continuo ha funcionado para la realización de cálculos y generación de nuevo conocimiento. Pero, conforme la tecnología permita medir distancias supramenores, se llegará al mismo dilema que se presentó entre la física clásica y la física cuántica. Todo indica,  que es cuestión para que se denote claramente la existencia o la necesidad de tomar en cuenta modelos con hiperespacios cuánticos o hipervolúmenes cuantizados.

Volviendo al caso presentado por Kaluza y Klein (1919 y 1921), hay que tomar en cuenta, que si los diminutos reales fueron los descritos  por ellos, se debe tomar en cuenta, que ellos estarían formados por microejes curvos, conteniendo una cantidad de coordenadas hiperdimensionales cuantizadas dentro de cada retículo, por lo cual, el hiperespacio cuántico debe estar relacionado con tamaños  menores que los radio de bucle de Kaluza.

Una pregunta fundamental ha responder es que si existe cuantización en el hiperespacio, ¿cumplirá una relación de hiperespacio efectivo lineal o similar a lo que ocurre con los valores de <Lefectivo> y <SEFECTIVO>, que están relacionados por una raíz cuadrada. Por ejemplo, <Lefectivo> = {(l*(l + 1)}0.5, aunque para valores grandes de l, el resultado casi es lo mismo, pero para valores muy pequeños si es importante el factor l+1.

Superejes ordinarios 3D con microretículos 3D curvos

Superejes ordinarios 3D con microretículos 3D curvos

Dado, que el ser humano se desplaza bajo la acción de los superejes, el efecto de los microretículos conforman podría no ser detectable, pues los valores efectivos podrían verse como un continuo y ni siquiera el efecto de (l +1) asociado a la cuantización del espacio podría ser detectado. Esto no quita la probabilidad de que el hiperespacio sea cuantizable, bajo un tipo de expresión como el de la cantidad de movimiento, presentado por Bohr  en su modelo (<L>= nh/2pi), o bien como en el caso de la energía E α 1/n2, con nmáximo definido para el hiperespacio cuántico. En la ciencia de avanzada (ficción formal), el reto de la búsqueda de esa cuantización del hiperespacio es toda una barrera de conocimiento importante ha vencer.

Paralelepípedo 3D ordinario

Paralelepípedo 3D ordinario

En el sistema de los superejes 3D ordinario, el hipervolumen 3D ordinario encerrado por tres vectores 3D ordinarios, tal y como es mostrado en la figura de lado, es dado por el valor absoluto del producto mixto de los tres vectores básicos que se utilizan para formar el paralelepípedo. Es decir,

volumen =  | a x bc |.

Esa celda  generada por los tres vectores genera una serie de figuras que son la base para la definición de una celdas unitarias utilizadas en la cristalografía.

Producto vectorial mixto en retículo 3D ordinario

Producto vectorial mixto en retículo 3D ordinario

El volumen encerrado mediante una replicación de tres vectores, se determina con el valor absoluto del producto mixto. En la figura de la par, se muestra el determinante a calcular para determinar dicho volumen, cuya representación se localiza en la mayoría de los textos de educativos que tratan del álgebra vectorial.

Nuevamente se recuerda, que dicho cálculo corresponde al modelo del espacio continuo.

Hipervolumen 4D ordinario

Nuevamente,  a propuesta de la existencia de los superejes como producto de la replicación de retículos diminutos, es fundamental para la transferencia de la información que evoluciona en la memoria del suprauniverso.  En el retículo 4D ordinario, se puede definir una variedad de celdas conformadas a partir de la replicación de tres tetravectores. La relación de magnitudes de los tetravectores definirá el tipo de celda a formarse.

Producto mixto tetravectorial en retículo 4D ordinario

Producto mixto tetravectorial en retículo 4D ordinario

El hipervolumen encerrado por la replicación de tres tetravectores, puede ser calculado utilizando la definición básica del producto mixto de los tetravectores. Es decir,

volumen =  | a x bc |, donde a, b y c son tetravectores.

A continuación se mostrará el cálculo vectorial y mixto de tetravectores, para ello suponga que a= (2,4,5,1) b= (7,8,5,1) y c= (4,3,3,3).

El producto tetravectorial a x b = (-24, 30, -13, -7) y el producto mixto tetravectorial

a x bc = -66, por lo cual el hipervolumen encerrado por replicación de los anteriores tetravectores es igual a 66 unidades.

Un observador medirá para el caso de los tetravectores anteriores un hipervolumen de 41 unidad, lo cual implica, que el observador al menos no se percatará de existe 38% de hipervolumen oculto. No sólo afecta el hipervolumen visible, sino todo lo que se encuentra en zona invisible para el observador 3D ordinario. ¿Le suena a algo como la masa oscura?

Hipervolumen 5D ordinario

La problemática conceptual de los superejes 3D ordinarios, se presenta para los ejes del retículo 5D ordinario. La generación de los superejes de este retículo, está basada en retículo curvos cuánticos que definen un efecto global que es lo que se denomina supereje.

La posible existencia de zonas de exclusión para partículas, es probable, lo cual genera la existencia de dos tipos de hipervolúmenes, el aparente  y el real que no contemplará esas zonas prohibidas.

Producto pentavectorial mixto

Producto pentavectorial mixto

El hipervolumen de una celda conformada por pentavectores, puede ser calculada utilizando el producto vectorial mixto, tal y como se realizó para un retículo 3D ordinario. Es decir,

volumen =  | a x bc |, donde a, b y c son pentavectores.

Por ejemplo, calcule el hipervolumen encerrado por los pentavectores a=(5,7,8,9,2), b=(3,5,4,7,2) y c=(1,3,7,5,2).

Producto pentavectorial

Producto vectorial entre pentavectores

Al realizar el producto pentavectorial de a x b, el resultado es (76,36,-28,-50,101), al aplicarle a este pentavector el producto escalar pentavectorial da -60, por lo tanto el hipervolumen aparente es 60 unidades, o bien utilizando el determinante anterior da 60.

Un observador del espacio 3D ordinario, no detectará todo ese volumen aparente, únicamente detectará un hiperespacio de 28 unidades, es decir, la capacidad de observación es menor al cincuenta por ciento del real, bajo el modelo antes propuesto.En otras palabras, el  observador 3D ordinario equivale a un ciego en un mundo 5D ordinario como el descrito por las anteriores ecuaciones. El observador 3D no sería capaz de percatarse de la existencia de un gran espacio dominado por lo superejes, menos por el espacio gobernado por los  microretículos curvos que conforman a estos superejes.

Por otro lado, si se toman los datos del observador 3D ordinario, los vectores que forman el paralelepípedo son a=(5,7,8,0,0), b=(3,5,4,0,0) y c=(1,3,7,0,0), pues para él las otras dos dimensiones no existen, de manera que el producto mixto conlleva al resultado esperado por este observador. Esto es lo que ha llevado posiblemente a la creencia de que el mundo en que vivimos es 3D  ordinario, pues los resultados son engañosos, debido a una incapacidad de detección de las otras dimensiones. Si se aplica el determinante para los anteriores pentavectores el resultado indicará un hipervolumen de 28 unidades, que para el observador 3D ordinario es el 100% de su universo, existiendo toda una zona oscura invisible para él, respecto a los pentavectores originales.

Este documento, podría considerarse una de las pruebas más importantes, sobre la posible consistencia entre las teorías actuales y la indicada en este sitio web, donde se indican hiperespacios con dimensiones superiores a un mundo 3D ordinario. Es decir, superior a 3D ordinario espacial.

113 pensamientos en “Hipervolúmenes ndimensionales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.