Atomo y moléculas ndimensionales

Átomo ndimensional

La física escribe sus ecuaciones para  un universo 3D espacial y una dimensión temporal.  Esta limitación conlleva a puntos que son importantes de analizar fuera de ese contexto. En este sitio, que es más de ciencia ficción, se presenta la posibilidad de  que el tiempo es una simple función de otras dimensiones, cuya función tiende a ser lineal con el desarrollo de los eventos. Para tratar este tema de la estructura y comportamiento de los átomos, se utiliza el tiempo no como dimensión sino como una función, de comportamiento lineal, algo similar a un simple cambio de variable con restricción de comportamiento lineal.

La ecuación de Schrodinger, es bien conocida por los físicos, en ella las partículas son analizadas en el espacio 3D- t, se  utiliza para analizar la función de onda de las mismas. En otras palabras, cuando se menciona en este documento un átomo ndimensional, son n dimensiones dependiente de esa función tiempo. Consta de una ecuación diferencial, escrita respecto a x-y-z-t. Es decir, se aplicada a una función |f(x,y,z> donde  x = x(t), y = y(t) y z = z(t). La parte de dependencia con t es la que luego es relacionada con la energía. En la literatura  es muy utilizada didácticamente para  analizar un potencial de Coulomb. Por excelencia en la literatura se analiza primeramente el caso del hidrógeno  en un espacio tridimensional espacial.

Hidrógeno en el tetraespacio

La función de onda asociada a un hidrógeno que pueda existir en un mundo tetraespacial, cuyas coordenadas cartesianas sean x, y, z y w, sería para un observador ubica en el plano x-y:

|f(x,y,z,w)> = Az|f(x,y,z)> +Aw|f(x,y,w>

Para un electrón la función probabilidad podría tener la siguiente forma:

<f(x,y,z,w)|f(x,y,z,w)> = 1

1= Az2<f(x,y,z)|f(x,y,z)> + Aw2<f(x,y,w)|f(x,y,w)> +<f(x,y,w)|Az*Aw|f(x,y,w)> +<f(x,y,z)|Aw*Az|f(x,y,z)>

Si por casualidad Aw = Az, se simplificaría el cálculo:

1 = Az2*(<f(x,y,z)|f(x,y,z)> +<f(x,y,w)|f(x,y,w)> + …)

Esto conllevaría que el evento ocurra en cualquiera de los espacio tridimensionales espaciales, es decir en el espacio xyz o bien xyw.  En otras palabras, podría ocurrir que el observador espere el evento en el espacio xyz y no ocurra o perfectamente que si ocurra. Si se trabaja con n partículas, se tendría para esta situación una probabilidad de que el observador  vea cumplirse el evento en ambos  universos tridimensionales espaciales. Esta característica podría ser propia de los universos  espaciales que pertenecen a la membrana.

Se recuerda que el hidrógeno tetradimensional espacial, no indica 4D sino más, por la dependencia a través de la función t, quizás caracterizada por la misma membrana en que ocurren los eventos.

Hidrógeno pentadimensional

La función de onda asociada a un hidrógeno que pueda existir en un mundo pentaespacial, cuyas coordenadas cartesianas sean x, y, z , w y m,  sería para un observador ubica en el plano x-y:

|f(x,y,z,w,m )> = Az|f(x,y,z)> +Aw|f(x,y,w> + Am|f(x,y,m>

Para un electrón la función probabilidad podría tener la siguiente forma:

<f(x,y,z,w,m)|f(x,y,z,w,m)> = 1

1= Az2<f(x,y,z)|f(x,y,z)> + Aw2<f(x,y,w)|f(x,y,w)>+ Am2<f(x,y,m)|f(x,y,m)> +<f(x,y,w)|Az*Aw|f(x,y,w)> +<f(x,y,z)|Aw*Az|f(x,y,z)> +<f(x,y,m)|Am*Az|f(x,y,z)>

Si por casualidad Aw = Az= Am, se simplificaría el cálculo:

1 = Az2*(<f(x,y,z)|f(x,y,z)> +<f(x,y,w)|f(x,y,w)> +<f(x,y,m)|f(x,y,m)> + …)

Esto conllevaría que el evento ocurra en cualquiera de los espacio tridimensionales espaciales, es decir en el espacio xyz o bien xyw o finalmente en el xym.  En otras palabras, podría ocurrir que el observador espere el evento en el espacio xyz y no ocurra o perfectamente que si ocurra. Si se trabaja con n partículas, se tendría para esta situación una probabilidad de que el observador  vea cumplirse el evento en ambos  universos tridimensionales espaciales. Esta característica podría ser propia de los universos  espaciales que pertenecen a la membrana.

Un problema interesante, sería tomar en cuenta casos como Az2 >> Aw2 + Am2, lo cual conlleva a que prácticamente los eventos se den en el espacio xyz. Quizás eso se cumpla para el cálculo de algunos valores esperados, pero para otros la condición podría ser muy distinta. Si se cumple este caso, se podría llegar confundir el efecto dimensional como una simple  perturbación del sistema, y no se daría cuenta el observador, de que está analizando un evento en el espacio pentadimensional espacial y no en el espacio tridimensional espacial.

Se recuerda que el hidrógeno pentadimensional espacial, no indica 5D sino más, por la dependencia a través de t.

Moléculas ndimensionales

La posible existencia de un multiverso obliga a pensar en las estructuras sobre los cuales estarían formados los entes pertenecientes a cada uno de sus universos. La concepción de cuerpos materiales compuestas de átomos y moléculas es la línea de pensamiento principal. Los átomos bajo ciertas condiciones pueden ser analizados como partículas puntuales ubicadas en su respectivo universo. La idea de que los universos de ubicados en una misma membrana puedan compartir átomos no parece descabellada. La mecánica cuántica permite que una partícula probabilísticamente pueda estar en diferentes regiones.

Las dimensiones de los universos paralelos posiblemente coexisten cerca de un entorno dentro de la incertidumbre de Heisemberg. Posiblemente, esa distancia mínima es como un block básico (codón) para formar el eje dimensional cuantizado y este block básico de tamaño insignificante sería como la distancia mínima en que un átomo tendría que oscilar para pasar de un eje dimensional a otro.

Cuando en este sitio web, se presenta la idea de átomos compartidos entre los universos de un multiverso, se habla de un proceso probabilístico, en realidad debido al Heisemberg, los átomos no están confinados a un universo sino que pueda que tengan la capacidad de vibrar en varios  generando la sensación de que pertenecen a todos y equivaldría a que esté en todos a la vez.

Para aclarar esta idea, se adjuntan páginas referentes a moléculas hipotéticas, que son consideradas importantes como por ejemplo el agua y el amoniaco ndimensionales. También se presenta la inquietud de que pasa si las moléculas completas en cada uno de los universos posibles de cada multiverso en su membrana respectiva. Si ese fuera el caso, que pasaría si todos los universos comparten ciertos átomos simultáneamente y de repente uno de los enlaces principales de un universo se rompe, ¿qué efecto tendría sobre las moléculas de los otros universos dimensionales conectados a través de los átomos que comparten? Otra pregunta interesante es, que pasa si como en el caso del agua, los átomos de hidrógeno se encuentran en el expacio xyz  y el oxígeno se encuentre en xyw, podrían formar una molécula interuniverso. Es decir, que el primero observe un extraño enlace de los hidrógenos  como si fuera parte de la molécula de agua y en el otro el oxígeno genere comportamiento similar a como si fuera parte de una molécula de agua.

Si existen más de tres dimensiones ordinarias, es muy probable, que no exista diferencia entre un eje z, o un eje w o un eje m. Para las moléculas simplemente es un eje perpendicular al plano donde pueden estar los átomos que las componen.

En caso de que los ejes z, w y m de un universo pentadimensional espacial fueran diferentes, la pregunta sería ¿qué diferencia?. Bueno, como lo que trata este sitio es especulativo, una respuesta podría ser la oscilación de los codones que forman los ejes dimensionales espaciales. Es decir, podría ser la frecuencia de oscilación posiblemente producto del crecimiento de las membranas.

2.093 pensamientos en “Atomo y moléculas ndimensionales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.