No-matemática: Vórtices de información compleja objeto


La ciencia y sus aplicaciones en diferentes áreas, son dependientes de la capacidad que posee el lenguaje abstracto bajo el cual se describe a los escenarios de conocimiento que el observador asume como parte de su realidad. Lo cual obliga a que siempre exista una relación sesgada entre ciencia y el conocimiento abstracto, tal que al evolucionar uno, se da una tendencia de afectación sobre el otro, conllevando a que ambos evolucionan en sincronismo. No obstante, las bases del lenguaje abstracto tienden a mantenerse intactas, mientras que la ciencia puede hacer correcciones sobre los supuestos bajo los cuales ella analiza a su entorno.

El lenguaje abstracto que la humanidad emplea actualmente, ha mantenido su fundamento durante mucho tiempo, anexando constantemente análisis especiales para tratamiento de la información, basándose en el concepto de función, con evaluaciones punto a punto. Donde los valores de entrada y salida en las aplicaciones son fundamentales en el análisis e interpretación de la información. Conllevando a la presencia de un escenario único que es asociado a la información en estudio, tal que se muestra una tendencia sobre todo a descripciones básicas tipo trayectoria única, o bien superficie única de información. No obstante, la mecánica cuántica advierte que la esencia de la manifestación de los entes y entidades trasciende a más de un estado potencial, tal que el ente no se manifiesta en un punto ocupacional etiquetado en un tiempo definido, sino que trasciende a dicho concepto. En donde el principio de incertidumbre de Heisenberg, advierte de dicha condición, tal que si se emplea en forma recurrente, permite el trazado potencial de manifestación de un ente en todos sus estados permitidos.

Lo indicado anteriormente, muestra claramente que el comportamiento de entes y entidades no es puntual, sino de conglomerados de informaciones que se manifiestan según una lógica determinada, tal que estas nucleaciones se manifiestan integralmente en los escenarios que percibe el observador, dentro de esa relación holográfica de potencialidades de manifestación. En donde el concepto de horizontes de manifestación o acción se hacen patentes, debido a la diversidad de caracterizaciones de las nucleaciones que son parte de otras nucleaciones que las contienen, tal como la presencia de partículas en el átomo. En donde cada partícula es una nucleación que comparte su información con el entorno cercano, propiciando la presencia de una encadenamiento de la información, generando la ilusión de la presencia de entidades mayores.

La existencia de la potencialidad de manifestación múltiple que se le asocia a entes y entidades, basados en la función de onda de la mecánica cuántica, podría ser responsable de que en el mundo conocido se muestre esa gran variedad de seres vivos, materiales y sustancias que se integran al escenario percibido por el observador. Inclusive, en el interior de estos el efecto de potencialidad favorece la presencia de manifestaciones basadas en auto-similitud. Tal que un ser vivo está compuesto de una gran variedad de células con características diferentes, de manera que se puedan conformar estructuras que cumplan roles específicos, que permitan que este pueda sustituir sus partes dañadas e inclusive hasta reproducirse.

Cada una de las partes que componen a un todo, no son más que información compleja que es coherente con el mismo, siendo cada una de ella producto de las nucleaciones de la información objeto que guarda la esencia de ese todo, el cual tiene la capacidad de mostrarse de diversas formas. Tal que facetas se muestran sobre facetas, generando esa ilusión de una existencia compartida por muchas entidades. Esto equivale a la frase de que existen ecos dentro de los ecos, los cuales guardan auto-similitud, es decir, que todos no pueden separarse de la información objeto básica que la conforma, pero el observador difícilmente podrá percibir dos cuadros iguales en ningún escenario, pues el mismo, al observar la información, la modifica conllevándola a otro estado que se asocia a otra faceta de la misma.

Cada entidad siempre lleva consigo la información objeto de todas las potencialidades bajo las cuales puede manifestarse, lo cual conlleva a un nivel alto de incertidumbre de la forma en que esta puede manifestarse, siendo cada faceta potencial a mostrarse producto de la superposición de informaciones objeto que conforman nucleaciones complejas. Tal que lo que se percibe, es producto de la potencialidad de de manifestación de una fuente semilla o primaria del mismo, que debe guardar coherencia con la esencia de ella, propiciando dicha incertidumbre la ilusión de la presencia de un albedrío de interacción con el entorno.

En la naturaleza se percibe en forma patente la conformación de entes y entidades en base a información fractal, siendo en algunas ocasiones fácil visualizar el efecto de auto-similitud manifestado entre las diversas informaciones objeto que se hacen presentes en la definición de una faceta de estos. En donde el reconocimiento del fractal base o semilla que se asocia a la potencialidad manifestables resulta ser uno de los factores que conllevan a un grado de dificultad muy alto, pues dependiendo de la precisión con que este defina la esencia manifestable del mismo, mejor es la descripción de las potencialidades manifestables o facetas bajo las cuales existe una probabilidad de ser percibido ente y entidad conformando un escenario que puede mostrarse dinámico coherente con su esencia.

La única forma bajo la cual un ente se puede mostrar en forma coherente respecto a su esencia, es mediante la presencia de una ilusión holográfica, mediante la cual se resguarde la información de la potencialidad de manifestación de las entidades en la conformación de los diferentes escenarios que podría percibir el observador. Esto conlleva a que se facilite la idealización de la presencia de ecos dentro de ecos, tal que estos no son más que son sombras de la potencialidad de los entes y de su capacidad de definir el comportamiento del escenario sobre este, pues el ente es parte del escenario holográfico que es percibido por el observador.

Queda claro que en la naturaleza la conformación del todo es por auto-similitud, aunque el observador no lo perciba de esa manera, generando para sí mismo descripciones complejas con las cuales trata de justificar la presencia de esa información básica en sus facetas permitidas. Por ejemplo, el mecanismo de reproducción por división celular, no es más que un proceso de replicación por auto-similitud, en donde una célula trata de mostrar más de una potencialidad de manifestación de existencia a la vez. Es decir, cuando una célula se replica, dos nucleaciones tratan de mostrarse con albedrío, más no son más que un intento de mostrarse en dos de sus potenciales facetas. No obstante, todas las facetas estás ocultas sutilmente en cada una de ellas, simplemente la condición del observador es la que provoca la percepción de una u otra, dentro de ese holograma que es producto de la relación de potencialidad que cualquier ente o entidad posee. Pues, cada vibración fundamental en el holograma, es una replicación de uno solo, con la potencialidad de manifestarse de diferentes maneras, tal que por conservación de la información se genera el escenario y su dinámica.

El sincronismo de los eventos es producto de la conservación de la información, donde el campo cuántico unificado, se muestra sobre sí mismo, en todas sus facetas. No obstante, el observador solamente puede percibir parcialmente dicha potencialidad, conllevando a la presencia ante el mismo de lo que el denomina su realidad. Tal que las nucleaciones de información siempre se muestran en todos sus niveles de encadenamiento permitidos, favoreciendo de esta manera que la información objeto se mantenga dentro de cualquier escenario, a pesar de que no sea percibido en su totalidad. De tal manera, que lo denominan espacio de acción puede manifestarse como otra entidad respecto a los entes que se manifiestan en el escenario, pues es información objeto complementaria, necesaria para mantener una coherencia dinámica manifestada de los diferentes todos potencialmente perceptibles.

Lo anteriormente indicado, conlleva a que la semilla de información objeto que provoca la presencia de las nucleaciones a diferentes niveles, está compuesta de otras nucleaciones que se manifiestan como una sola que puede desdoblarse en todas sus potencialidades. Por ello, cada célula de un ser vivo tiene memoria y se restituye de la forma correcta, al igual que conoce su rol dentro de una estructura superior. Toda esta conectividad es lo que probablemente genere lo que científicamente denominan reglas ordinarias del comportamiento que se asocian a leyes evolutivas, como las de Newton y otros pensadores. No obstante, estas reglas están condicionadas a líneas de pensamiento basadas en reduccionismo, concretitud y determinismo, siendo estas incoherentes respecto a la visión propia de un campo cuántico unificado. Siendo quizás conceptos propios de un primitivismo de percepción de entornos, pues ni siquiera concuerda con lo que indica la mecánica cuántica, en donde los objetos no son más que vacío manifestado que es interpretado por su respectivo observador.

Hokusai claramente indica que la conformación de las estructuras superiores, son reflejos a diferentes niveles de resolución de una misma información, la cual actúa como unidad, tal que una ola no es más que la composición de muchas olas pequeñas, dentro de otras olas. Siendo esto la línea de pensamiento de la superposición de la información objeto, mediante la propuesta de manifestación por nucleaciones cuya información se encadena por vórtices de acción, definiéndose de esta manera la presencia de líneas conectivas de nodos y planos de acción asociados a la forma en que puede evolucionar cualquier sistema. En donde la semilla es más compleja que una simple ola pequeña, pues la ola está conformada por agua que se entrelaza mostrándose como la materia fundamental que compone a la misma, en donde el agua es una molécula conformada por átomos de hidrógeno y oxigeno, en donde estos átomos están compuestos de partículas elementales de orden superior, como los neutrones, electrones y protones, en donde partículas menores permiten la manifestación de estas, en donde cadenas de gluones participan en la conectividad de la información que conlleva a la ilusión de la presencia de protones y neutrones.

La línea de pensamiento de Hokusai puede extenderse a otras relaciones de manifestaciones de evoluciones de estructuras altamente complejas, tal como para el nacimiento de un universo en un espacio de acción determinado. Por ejemplo, para el modelo basado en el big bang, en donde un ente evoluciona generando toda una ilusión de materia bariónica que se percibe con una infinidad de escenarios, en el cual muchos seres que aparentan ser diferentes, guardan relaciones de información objeto que son comunes para todos ellos, siendo similar la materia que conforma a los mismos y a los escenarios complementarios. En donde planos de acción de nucleación son alcanzados durante los diferentes estados evolutivos del universo conocido.

Para la generación de semillas de información objeto, se puede emplear definiciones fractales que actúan como ecos dentro de ecos, donde cada eco es una representación fractal que es distorsionada por otra u otras representaciones fractales, generándose variaciones relativas entre sí, o en otras palabras que dependiendo de la capacidad de percepción de los grados de libertad básicos, lo percibido cambia significativamente. Lo cual provoca que la geometría propia de los grados de libertad compuestos, que es supuesta muestre variabilidad conforme se emplea la definición nodal de vórtices en las nucleaciones de información. En donde las semillas a emplear pueden ser seleccionadas como punto de partida, a aquellas que son conocidas como Z Z2, Z Z3-1, Z Z5-1, Z sinh(Z), Z exp(Z) y Z exp(1/Z), que quizás son la fuente para iniciar la comprensión de la información como nucleación, en donde un lenguaje abstracto está a la espera de ser visualizado, tal como lo indica Galileo:

La Filosofía está escrita en este inmenso libro que siempre está abierto ante nuestros ojos: me refiero al universo; pero no puede ser leído hasta que hayamos aprendido el lenguaje y nos hayamos familiarizado con las letras en que está escrito. Está escrito en lenguaje matemático, y las letras son triángulos, círculos y otras figuras geométricas, sin las cuales es humanamente imposible entender una sola palabra."

Es muy importante lo indicado por Galileo, pues el observador nunca percibe números sino escenarios en donde cada cuadro muestra auto-similitud de conformación, respetando una lógica de acción entre objetos. El concepto de líneas de campo como las que indica Faraday o bien las gravitacionales, son simplemente un recurso matemático para explicar la sensibilidad variacional de ese espacio de acción que es generado por la diversidad de formas en que una entidad puede manifestarse, resguardando su propia información o esencia. Quedando nuevamente, solamente un tipo de manifestación que sea coherente con lo indicado, lo cual corresponde a un campo cuántico manifestable ante un holograma que en sí reúne toda su información de manera integral. En donde capas sobre capas de información objeto están presentes, mostrándose en todos los estados extremos en que puede manifestarse cada una de las cualidades propias que identifican a los entes y entidades que muestran una coherencia de existencia lógica coherente respecto a la esencia del campo cuántico unificado del cual son una ilusión propia de sí mismo.

Dado que el todo es posiblemente una ilusión holográfica basada en superposiciones de información objeto, conformando nucleaciones que evolucionan según encadenamientos nodales del tipo vórtice, es importante analizar como las potenciales fuentes primarias y relativas evolucionan al avanzar organizándose desde un tipo de vórtice a otro, ya sea este de nivel superior o inferior. Donde estas fuentes pueden ser simples, binarias o múltiples, en donde cada entidad no es más que vibraciones en el espacio de acción que corresponde a lo que es proyectable sobre los planos que definen los grados de libertad compuestos.

La definición de los planos de acción a través de los grados de libertad compuestos resulta ser todo un reto, pues se debe priorizar el nivel de afectación que es asociado a los grados de libertad básicos aparentes, en donde estos podrían ser producto de una combinatoria de otros que resultan mostrar independencia a partir del momento en que se descubre su participación. Aunado al hecho de que mediante estos se emula el albedrío evolutivo de los sistemas, empleando definiciones difusas de estos grados de libertad. Por lo cual, la lectura de la información de una nucleación no conlleva a la definición de un escenario único, sino que se asocia a una cascada de escenarios potencialmente manifestables, tal que si se debe cumplir la conservación de la información, lo único que existe sería una ilusión holográfica en donde todos los escenarios potenciales están presentes, siendo el efecto observador el que define la realidad que este percibe.

La propuesta de Zadeh de interpretación difusa de las variables mediante las cuales se valora a relaciones descriptivas entre entes, especialmente en la definición de eventos, es una herramienta conceptual mediante la cual, tiende a emularse un azar o albedrío del comportamiento potencial de los actores dentro de su aparente escenario. Por ello, si los grados de libertad compuestos se definen a través de grados de libertad básicos, los cuales se muestran como conjuntos de informaciones difusas, conlleva a esa lógica que permite que un ente tenga la posibilidad de manifestarse en diferentes estados de información objeto. Tal que los grados de libertad básicos α, que se definen en su espacio de valores que se proyectan entre sí, en donde α{{α1, α2, …, αn}; α}, bajo la condición de desdoblamiento Cn [Cn-1; Cn-1], advierte que un grado libertad aparentemente básico podría ocultar la existencia de otros que descriptores de los mismos. Donde la función descriptiva Z asociada a una información objeto o de una nucleación de información objeto, es definida a través de los grados de libertad compuestos, lo cual provoca que el observador perciba solamente parcialidades de la misma, interpretando en base a ello a su realidad, dentro de sus limitaciones de percepción y de comprensión.

Es importante recalcar que la definición del espacio de acción de la información objeto, conlleva nucleaciones de información, en donde mediante el comportamiento de índices descriptivos se definen a los grados de libertad básicos, que deben estar asociados a características fundamentales que se enlazan entre sí, tal que se genera una relación directa y recurrente en los bloques de información involucrados propios de las características y cualidades asociadas a la información objeto en estudio. Tal que al variar el conjunto de nucleaciones propias de la información objeto, se puede obtener como resultante diferentes escenarios descriptivos de lo que integralmente es potencialmente manifestable ante el respectivo observador. Siendo propio de la tendencia de caos que se manifiesta en los eventos, en donde una pequeña variación en la percepción de la información, puede provocar variaciones significativas en los patrones esperados de comportamiento en los escenarios percibidos por el respectivo observador. En donde la sincronicidad abarca acciones que trascienden a conceptos tan simplificados como espacio tiempo, conllevando a que la información se oculte sutilmente en el mismo escenario, pueda permitir esos cambios significativos que quizás el observador no esperaba como resultado de lo que le mostraba su aparente realidad visualizada. Siendo en muchos casos asociadas estas manifestaciones a casualidades de manifestación, dado que no se muestran como eventos ordinarios de información. Pero en la naturaleza no existe la casualidad, lo que existe es el desconocimiento para entender a dichos eventos o manifestaciones.

Es importante recalcar, que la idea de análisis de sistemas complejos de información empleando no-matemáticas que sean acorde a la naturaleza de los fenómenos o sistemas de información objeto que se estudia, es novedoso, lo cual conlleva a la necesidad de que se genere un proceso de aprendizaje sobre esta técnica, sobre todo, porque por lo general la comunidad científica está acostumbrada a que los valores de las cualidades de lo percibido son la referencia para cualquier análisis. Mientras que en el proceso basado en nucleaciones de informaciones objeto, los valores no son lo importante o fundamental, es la relación de comportamientos entre las informaciones de las nucleaciones que se entrelazan mediante el empleo de grados de libertad comunes, mediante los cuales se definen los espacios de acción en estudio. Tal que dentro de una nucleación de información objeto, pueden existir otras menores, complicando el análisis de potencialidad de manifestación de un entorno. Note que se indica entorno y no partícula puntual, porque lo que percibe el observador no es a la partícula, es la relación de la información del entorno aparentemente percibido, en donde el cambio de información del entorno es lo que da coherencia a la existencia de una realidad dada.

Como la esencia del todo es lo que permite la conformación del espacio de acción, en donde conjuntos de realidades pueden coexistir en un ambiente holográfico, es importante analizar a las potenciales fuentes primarias o relativas de información, que revelan a la esencia de ese todo. La fuente más simple es la conformada por una nucleación de nucleaciones que se definen por funciones similares, denominadas monótonas, permitiendo luego que estas puedan encadenarse conformando sistemas estructurales de información objeto, de vorticidad cerrada, simple o compleja. En donde se pueden tener fuentes de nucleación o moduladores de definición de espacio de acción, en donde c = (kx,ky), tales como:

Hay dos formas fundamentales de tratar con la información objeto, tipo de nucleación, una es por superposición y la otra es por composición. Es fundamental tener claro las diferencias y los alcances descriptivos asociadas a estas dos operaciones propias de nucleaciones. La superposición de información objeto tipo nucleación obliga a definir una mantisa en la cual se evalúa por cuadros de definición, para lo cual se necesita una escala de valoración similar a la RGB, Pero, como la superposición puede ser constructiva o destructiva, se hace necesario definir reglas de valoración sobre extremos de las escalas permitidas, tal que si emplea a valoraciones en base a 256, no es permitido definir un resultado en una superposición constructiva mayor a dicho valor, por lo cual se genera una regla, que podría ser de valor extremo, o de valor medio, o de valor de exceso. Estas reglas conllevan a percepciones visuales diferentes, pero en el estudio de las nucleaciones no interesa el valor en sí, sino la relación de la información respecto a la información como entidad integral, por lo cual no resulta relevante lo antes indicado. Similar ocurre con la superposición destructiva, en donde se valora en cada celda de la mantisa del espacio de acción, y se realiza la sustracción correspondiente, tal que si da negativo se puede usar un valor absoluto del mismo, o bien definirlo como estado prohibido de definición, dando como resultado el valor cero. Al igual, que lo que lo que se mencionó anteriormente, no importan los valores en el estudio de nucleaciones, es la relación de la información respecto asimisma, lo que es importante, Recuerde que un perro seguirá siendo un perro, sin importar que sea más grande o más pequeño. Al igual que seguirá siendo un perro, no importa que su color sea café, blanco o negro.

La composición de nucleación por interacción de varias semillas de información unitaria, se basa en el hecho propio de que existe un patrón inicial sobre el cual se generan distorsiones sobre el espacio de acción en estudio. Lo cual conlleva a generaciones de nucleaciones que pueden ser tomadas como semillas o fuentes primarias o relativas de información que al evolucionar por vorticidad pueden conllevar a la descripción de escenarios dinámicos muy interesantes, los cuales podrían ser útiles en el estudio de lo que manifiesta la naturaleza, en donde lo fractal es lo que domina la conformación de los escenarios.

Anteriormente se mencionaron semillas de nucleación unitarias, pero existe otro tipo de nucleación que actúa como semilla de información, que es importante de estudiar, es la nucleación generada por composición de información objeto, en donde la complejidad de análisis de información crece abruptamente. No se debe confundir este tipo de composición de información con la composición de funciones, pues esta última genera una función resultante, mientras la primera genera cascadas de información objeto que se integra potencialmente como una unidad coherente que es capaz de evolucionar según las condiciones que se le impongan. Recuerde que una nucleación de información equivale a la presencia de ecos dentro de ecos, debido al efecto auto-similitud bajo las cuales se genera potencial información. Por ejemplo pueden manifestarse semillas de evolución empleando una relación de dos miembros, que son parte del conjunto de semillas unitarias mencionadas anteriormente, en donde c = (kx, ky), tales como:

Otra manera de generar semillas de información objeto de fuentes primarias o relativas, es utilizando la información de entrada sobre una función moduladora, propiciando otras geometrías que podrían ser útiles en la descripción de relación de nucleación de información objeto entrelazada. En donde se retoma a la información original y se le aplicación una transformación, conllevando a nucleaciones con características diferentes a las originales, en donde el segundo término contempla la presencia de c = (kx, ky), en donde únicamente el primer término contiene a dicha expresión. Tales como:

Es importante analizar que si el todo está compuesto de manifestaciones de nucleaciones, similares a fractales, tal que toda evolución conlleva a una auto-similitud de estas, la evolución del sistema de información debe ser producto de una transformación fractal, tal como lo es el proceso de transformaciones de información objeto por vorticidad. Dado que quizás quien está percibiendo este video no tenga conocimiento de lo que significa relación por vorticidad, es importante realizar un resumen de los fundamentos bajo los cuales se valora e interpreta la vorticidad de nucleaciones de información objeto.

Por lo general, cuando se mencionan a las nucleaciones de información objeto, se refiere a fractales simples, en donde aspectos geométricos se muestran interesantes. Pero, es poco común que se realicen análisis dinámicos de los fractales respecto asimismos, desde la perspectiva de auto-similitud. Dado que la naturaleza está compuesta de fractales, aunado el hecho de que evoluciona de fractales a otros fractales, en donde cada uno de ellos es una faceta de manifestación de uno base, es importante analizar las posibles formas en que la ilusión de evolución de los escenarios se muestra como una dinámica de auto-similitud fractal. Siendo una técnica para dicho análisis la propuesta basada en vorticidades de nodos de información objeto.

Los fractales típicos que se encuentran en la literatura corresponden a una vorticidad cerrada o nucleación del primer nivel, siendo la Mandelbrot una de las más conocidas definida como Z Z2. Esto equivale a que con pequeñas variaciones en la definición se obtiene un patrón que conlleva a toda la nucleación, tal que una se puede esconder dentro de la otra, existiendo un efecto de resolución granular en que se percibe el comportamiento asociado al fractal. Lo cual manifiesta que en esta nucleación los valores no son lo importante, es la relación de toda la información como una, pues micro-mundos y macro-mundos manifiestan un comportamiento similar, lo cual se denomina efecto de auto-similitud. La nucleación de Mandelbrot puede ser descrita en forma extendida mediante la expresión Z Z2, o bien en forma reducida mediante la expresión Z2, en donde siempre se asume que está definiendo al espacio de acción Z manifestado ante el observador. Tal que en la vorticidad cerrada, se salta de un micro-mundo a micro-mundo, o bien de un micro-mundo a un macro mundo, lo cual se representa mediante un encadenamiento simple de nodos, tal y como se presenta en la ilustración. Note, como en la definición del encadenamiento nodal, se salta siempre de Z2 a Z2, lo cual representa lo antes mencionado, permitiendo nueve evoluciones en su cadena nodal, que se muestran en el video, tal que se realiza un efecto de auto-similitud en el tercer miembro de transformación, pues si no se realiza dicha variación, el fractal no evoluciona, siendo el objetivo de la propuesta de las nucleaciones registrar potenciales evoluciones en la información objeto de estas. Es decir, se aplican dos grados de auto-similitud, una que es propia del fractal y otra que se asocia a la evolución de las nucleaciones.

La vorticidad simple se manifiesta cuando un plano de acción de evolución de estados de información objeto se muestra en los nodos que se consideran fuentes relativas de percepción de información objeto. Tal que se generan lazos en estados de información objeto propia de la nucleación en estudio. Una entidad puede quedar atrapa en un lazo simple, oscilando de un estado a otro, pero debido a alguna condición especial podría saltar a otro lazo de la vorticidad simple a que pertenece. Desde el punto de vista de un campo cuántico unificado, la entidad tiene potencialidad de manifestarse en cualquiera de los estados de esta vorticidad simple, siendo el efecto observador el que altera o define la condición de su realidad. De manera, que para cumplirse el principio de conservación de la información, la entidad siempre tiene oculta casi toda la información potencial que le es permitida de mostrar, siendo cada uno de estos estados manifestables una de tantas faceta de existencia de la misma.

La representación extendida asociada a una vorticidad simple es de la forma Z Z2Z’(Z2)Z’ 2, mientras que su representación reducida es Z2Z’ 2. En donde nuevamente se recalca que toda representación se asocia a la definición de Z, siendo la indicada anteriormente, asociada a una familia de nucleaciones denominada monótona, pues repite el mismo patrón, término a término. Esto equivale a un confinamiento de capa sencilla, en donde dos estados de manifestación están permitidos, similar a lo que ocurre con el espín en los electrones. Siendo las capas, como indicar lo asociado a 1s, 2s y 3s, con s en sus dos estados potenciales. Mientras que la carga eléctrica ordinaria, solamente tiene dos estados a manifestar, lo cual sería equivalente a una información de una sola capa.

La vorticidad compleja evoca a un encadenamiento nodal, en donde se forman lazos con más de dos nodos contenidos en el mismo, tal que cualquiera de esos estados de información son permitidos, inclusive una combinatoria de los mismos. Por ejemplo, una vorticidad con tres nodos contenidos, evoca a tres estados permitidos de manifestación, similar a lo que ocurre con la carga de color que menciona la cromodinámica. En donde estos estados de color se manifiestan sobre una variedad de entes y entidades menores de nivel subatómico, denominadas partículas fundamentales propias del modelo estándar de las partículas. Tal que cuando se asocia a un ente una carga de color, lo que se indica es que están ocultos sutilmente los otros dos estados de color. Tal que para un gluon, un estado de color es oculto, mostrándose este con dos estados color. No obstante, su potencialidad manifestable no se pierde. Por ello, en un decaimiento de un cuark up, es probable que en la cadena manifestable se muestre un cuark down y viceversa. Pues la naturaleza percibida es una ilusión holográfica de estados fractales y nucleaciones de información objeto. Al igual que la manifestación de los tres estados, se asocia a un ente con carga de color igual a cero. Lo cual muestra el comportamiento fractal que se manifiesta tanto en los micro-mundos así como en los macro-mundos.

La vorticidad compleja de nodos de nucleaciones de información objeto, puede mostrar la presencia de redes conectivas en que se manifiestan vorticidades menores a la mayor de ella, permitiendo generar la ilusión de un espacio de acción, que el observador puede interpretar como espacio de existencia de su realidad. Dado que este solamente puede percibir una parcialidad de la información, asumirá que solamente existe la realidad que este percibe. No obstante, esta vorticidad permite que se formen cascadas de espacios de existencia, bajo las cuales la información objeto se mantiene, conservándose sobre sí misma, lo cual puede ser interpretado como realidades alternativas o complementarias.

Quizás lo que se denomina evolución de un escenario, no es más que el recorrer en forma parcial las ramas de la vorticidad que define al mismo, siendo percibidas las ramas como instancias presentes dentro de esa ilusión que denominan espacio de existencia manifestado. Por ello, quizás la materia no es más que vibración manifestada, en que mediante un entrelazamiento se logra generar la ilusión de la presencia del espacio; existiendo patrones fundamentales que se replican cuánticamente, mostrando el carácter fractal que muestra el todo. En donde la percepción parcial de información conlleva a que el observador solamente perciba ciertas ramas de esa red de información objeto que conecta al todo, siendo percibido ya sea como objetos, átomos, ondas o partículas elementales.

Es importante recalcar, que aunque en los últimos párrafos se ha dirigido la potencial aplicación de estudio de nucleaciones para el caso de manifestaciones de entidades físicas, es posible que también se pueda emplear para el análisis de información compleja que en sí está conformada por bloques de información que se entrelazan, existiendo una dependencia entre ellos, a través de grados de libertad o de percepción comunes. Lo cual, permitiría que el estudio de nucleaciones pueda ser empleado en áreas tan diversas, que favorecen el estudio de estados de información tan complejos como aquellos que tienen que ver con el desarrollo de la sociedad, en donde participan muchos individuos. Para lo cual se ocuparían profesionales capaces de describir e interpretar información a partir de relaciones de nucleaciones de información objeto, dirigidas al tipo de información en estudio, empleando el lenguaje abstracto que sea coherente con la naturaleza de dicha información.

Dado lo anteriormente mencionado, es interesante analizar la percepción de diversas informaciones semilla, al evolucionar sobre las ramas de vorticidad que le sean asociadas. En donde no se debe de perder de vista que la información objeto de las nucleaciones, puede interactuar por composición o por superposición de las mismas, permitiendo que en un mismo escenario holográfico una infinidad de aparentes realidades dinámicas y coherentes se manifiesten. Siendo el concepto de realidad definido en forma general, como aquello que muestra una dinámica coherente de información, tal que pueda ser analizado como un escenario de acción. Aplicaciones en áreas tan diversas como la medicina, sociedad, sicología, manifestaciones de campos cuánticos unificados, biología, química, inteligencia artificial difusa y otras más, pueden ser objeto del estudio de nucleaciones, quizás potencializando esta nueva visión tecnologías que hoy día podrían ser impensables.

A pesar de que se ha indicado que la evolución de los escenarios y de sus actores podría ser relacionada con recorridos de los estados de lazos en las vorticidades nodales, en cada nodo puede manifestarse una evolución aparente. Tal que el fractal de nucleación tiende a mantener su geometría, cambiando unicamente la relación de grados de libertad compuestos. Por ejemplo, en la animación que se muestra se ilustra una variación asociada a un nodo, en donde los grados de libertad compuestos evolucionan para dar coherencia a esa potencialidad manifestable de la información objeto. En este caso se definieron los grados de libertad compuestos mediante las expresiones lineales, de manera, que el plano de acción de definición para la relación fractal en estudio es dada para kx {{α1, α2, α3}; kx}, donde kx α1 + δ α2 + α3, mientra que para ky, se tiene que ky {{α1, α2, α3}; ky}, tal que ky δ α1 + α2 + δ α3, donde δ se refiere a aportación poco significativa en el estudio realizado. Siendo estos índices de naturaleza difusa, lo cual debe tomarse en cuenta para el análisis de lo que se observa. Es decir, no se debe buscar ninguna condición puntual en el plano Kx-ky, sino tendencias probables de manifestación, que conllevan a múltiples escenarios potencialmente manifestables.

Este tipo de evolución que se muestra en la animación es altamente simplificada, tal que se permite que un grado de libertad evolucione y se muestra la respuesta que demarca la nucleación respecto asimisma, provocando un escaneo de los otros valores de los grados de libertad internos, que estén acorde con la definición de dicha nucleación. Por lo cual, automáticamente la animación no da por resultado un único escenario, sino una infinidad que son posibles y que el profesional debe interpretar.

La evolución nodo a nodo es más compleja que la anterior, pues la nucleación tiene su evolución en el nodo, permitiéndosele que salte de un nodo a otro, e inclusive saltar de lazo de vorticidad a otro lazo. En donde cada nodo de ese lazo, sea de salto o cerrado, tiene particularidades que manifiesta la nucleación, siendo considerado cerrado para el caso de que el lazo solo contenga un nodo, como es el caso de vorticidad cerrada, mientras que se considera de salto para el caso en que estén presentes más de un nodo, lo cual corresponde a vorticidad simple o compleja. Presentándose dinámicas interesantes sobre las semillas o fuentes relativas de información, cuando se realiza una pequeña alteración en al menos una de las definiciones de salto de estado, provocando un efecto en cadena que genera la ilusión de evolución de la información objeto.

En el video que se muestra, se ilustra la evolución que manifiesta una semilla unitaria de Mandelbrot al evolucionar en una vorticidad cerrada, tal que cada estado representa la potencialidad manifestable asociada a cada nodo. Dejándose en los dos primeros nodos la misma definición, luego en la tercera se aplica auto-similitud y para los demás nodos se regresa a una evolución igual a la original, conllevando las evoluciones a los estados que se perciben en la ilustración. Es importante, recalcar que a partir del noveno salto o cambio de nodo consecutivo, la información deja de ser coherente, por lo cual, se considera que muere la misma o bien que no es capaz de realizar variación significativa. Es como si se llegara al estado estable de evolución de dicha semilla de información objeto, o bien de que se han definido todos los estados potencialmente manifestables. Note como el fractal de Mandelbrot se desgrana generando una dinámica que cambia significativamente su geometría al evolucionar en su escalera nodal monótona en su fase inicial, pero posteriormente si hay cierta auto-similitud que es perceptible, como que se tiende a llegar a una condición de estabilidad.

Para el caso de la relación nodal para una semilla de información objeto basada en Mandelbrot y una transformación de seno hiperbólico, se percibe claramente que hay variaciones, pero especialmente en la etapa en que se introduce la variación de auto-similitud forzada. Luego se denota que hay una tendencia de mostrar auto-similitud. Es claro en la evolución nodal, que ciertas informaciones se ocultan y otra se realzan en una forma muy clara.

Para el caso de una relación nodal de una semilla de información objeto basada en Mandelbrot y una transformación exponencial, se muestra un cambio significativo inicial en la información contenida en la nucleación. Pero luego tiende a percibirse claramente la auto-similitud al evolucionar nodalmente en su escalera evolutiva monótona.

Un caso importante de analizar corresponde a evoluciones de nucleaciones no monótonas de información objeto, sometidas a una vorticidad simple, en donde el lazo en sí son dos posibilidades de manifestación básicas, que podrían verse como uno solo, quedando en una representación de vorticidad cerrada. El caso en estudio seleccionado para mostrar los efectos de la vorticidad simple, trata de una semilla o fuente relativa asociada al fractal inverso de Mandelbrot, definido por Z 1/(Z * Z +c), en donde los lazos se asocian a transformaciones del tipo “z z * z + c “y “z (z * z)0.4 + c”, obteniendo un comportamiento evolutivo en la escalera nodal muy interesante, el cual se muestra en el video. El cual en su evolución nodal muestra que al inicio la manifestación se define en un gran espacio, para luego encerrarse en un horizonte, apareciendo instancias manifestadas en el horizonte. Para luego aparecer una diversidad de entidades manifestables fuera del horizonte, tal que aparenta mostrarse como la presencia de mundos independientes, que tienden a desintegrarse en mundos menores de información objeto. Quedando el bloque central con tendencia de estabilidad de manifestación, con una ligera tendencia de compresión. De manera, que se puede decir que si una entidad evoluciona según este ejemplo, cuando aparentemente crece, en realidad se está reduciendo su espacio de acción, quizás sea una casualidad, pues la gravedad tiene el comportamiento de la semilla utilizada en el ejemplo. Tal que si es un big bang, en los primeros momentos su espacio de acción potencial es inmenso, pero luego su propia existencia lo reduce, pues el espacio de acción se arquea, sobre sí mismo.

Para el caso de nucleaciones de informaciones objeto se debe tener el cuidado de escoger las relaciones de transformación, pues puede morir rápidamente la evolución nodal que presentan las mismas. Por ejemplo, para el caso en que se emplea como semilla de evolución al fractal inverso de Mandelbrot z = 1/(z * z +c), con las transformaciones nodales “z = z * z +c”, “z = (z * z)**0.4 + c” y “z = (z * z)**1.2 + c”, lleva rápidamente a que se indefina la información de nucleación, por lo cual adquiere el estado final muy rápido, en este caso con solo tres evoluciones nodales continuas, no obstante se manifiestan entidades de información muy complejas, como se muestra en el video.

Si para el caso anterior se varían las relaciones de transformación de la información de las nucleaciones, tal que se alcance una estabilidad de percepción en forma rápida, sin conllevar a indefiniciones, se pueden obtener más transiciones nodales, a lo largo del vórtice complejo. Por ejemplo se pueden tomar las relaciones “z = z * z +c”, “z = (z * z)**0.4 + c” y “z = (z * z)**0.2 + c”, mostrándose el comportamiento que se percibe en el video. Para este caso la información tiende a ser encapsulada y disiparse rápidamente, es decir, que la información no es significamente manifestable ante el observador, quedando como una penumbra de existencia acotada por una región que la encapsula.



El estudio de los fenómenos que se manifiestan en la naturaleza percibida y en la complementaria, basándose en la vorticidad de las nucleaciones de información objeto, se ve complejo, pero esto en sí no es el verdadero reto para los profesionales, sino que lo difícil será que estos perciban la necesidad de comprender esa nueva herramienta conceptual, que sería asociada a una Ingeniería de las matemáticas. Pues la matemática actual es capaz de ayudar a analizar muchas situaciones bajo ciertos supuestos, como la creencia del reduccionismo de acción, la concretitud de manifestación y el determinismo de percepción. Pero, esto quizás no sea lo que lo dicta la naturaleza, siendo importante recordar lo que mencionó Galileo, de que el libro del conocimiento lo tiene la naturaleza.