No-matematica: Concepto comunicación según nucleaciones Heisenberg

La humanidad está atrapada en un paradigma de análisis y percepción del entorno, bajo una visión determinista, minimalista, reduccionista, sometida a un credo de concretitud de acción, provocando que pierda la visión sobre la potencialidad real que el todo podría estar manifestando sobre sí mismo, de las diferentes formas en que su esencia puede ser percibida. Existiendo una gran cantidad de formas de modelar mentalmente a esa entidad compleja que denominan el todo. En donde una esencia debe mostrarse lógica al manifestarse sobre la que lo compone, de manera que Z H(Z), tal que si esta se manifiesta como entidad dinámica, con capacidad de mostrar escenarios de acción, una serie de reglas de cómo se manifiesta esta sobre sí misma, deben estar presentes.

El concepto de ente o entidad resulta fundamental de comprender, dentro de ese contexto que denominan el todo, siendo de gran importancia lo subjetivo de la percepción ideológica por parte del observador de lo que denominan el todo. Por lo tanto, cualquier definición que se realice de ente o entidad que no tome en cuenta una esencia lógica bajo la cual la ilusión de existencia del mismo no será comprendida como tal, provocaría que todo lo que se conceptualice estará viciado de un sesgo de conocimiento, provocando una ceguera absoluta de lo que la ilusión de realidad muestra a esa entidad denominada observador. Pues este sería coherente únicamente a la parte en que el condicionalismo de percepción estuviese acorde a lo propuesto en la visión tomada como aceptada, provocando este la implementación de tecnología atrapada en dicha línea de pensamiento, ocultando la posibilidad de otros tipos de tecnología.

La ciencia formal tiene una visión reducida de su entorno, en donde la condición de una visión infantil de una especie posiblemente gobierna, sobre la forma de cómo comprender lo que el entorno cercano le manifiesta. Tal que un conjunto de delimitaciones propias de un pensamiento clásico la atrapa, pues esta trata de comprender al todo al analizar a la parte como un algo separado del todo, tal que asume que lo que se observa de la parte vista como la parte, al sumar todo lo que cree percibir de la parte, describe al todo, lo cual lógicamente es falso. Por ello, aunque la información obtenida de experimentos de laboratorio científico puede ser valiosa, probablemente no es la adecuada para comprender como el todo se manifiesta sobre sí mismo.

Desde una perspectiva de la existencia de un campo cuántico unificado que se proyecta sobre sí mismo, en parcialidades coherentes, que genera la ilusión de existencia dinámica, el todo es solamente información que se muestra como una conciencia en busca de su esencia. Tal que la ilusión en base a organización de grados de libertad manifestables por la fuente o campo cuántico unificado, permite que se muestre la presencia de un actor fundamental que conlleva irremediablemente a la ilusión de existencia subjetiva de eventos que se manifiestan ante el mismo, siendo este denominado el observador y su injerencia en la definición de lo que el asume su realidad perceptible. Evocando la organización de informaciones complejas, que se ordenan en densidades y matrices de acción, permitiendo la convivencia de un conjunto de manifestaciones de informaciones complementarias entre sí, tal que el todo siempre es el mismo.

Dada la infinidad de combinatorias de escenarios potencialmente manifestables, en donde múltiples actores se suman en cada cuadro de realidad, que tienen en sí una definición compleja de sus características, la información asociada a ellos es tipo objeto, tal que la misma se organiza en nucleaciones de información objeto potencialmente manifestables. De manera que el estudio en nucleaciones se realiza sobre conglomerados de información objeto, que asume que dependen de ciertos grados de libertad que son comunes en el comportamiento que se analiza, a pesar de que este se disgrega en facetas. Lo cual implica, que el escenario de acción debe ser analizado mediante técnicas de organización de información, que este acorde a lo que se manifiesta en los diferentes escenarios, a la luz de lo que percibe el observador, que son ilusiones potenciales de manifestación de objetos. Siempre en un vaivén de transición de estados manifestables de información objeto, tal que dos informaciones potenciales siempre están involucradas, sin conocerse en donde empieza la interacción de una sobre la otra.

El efecto observador obliga a la presencia de un intercambio de información objeto, que desde el punto de vista de nucleaciones de Heisenberg equivale a una comunicación de la parte sobre el todo, así como del todo manifestándose en la parte, tal que siempre se muestre coherente el principio de conservación de la información objeto. Que debido a la naturaleza propia del observador, específicamente por sus limitaciones de percepción y capacidad de análisis, conlleva a dos formas de visualización o conceptualización de dicha información objeto, siendo una de naturaleza funcional y otra que muestra subjetivismo propio del observador. Tal que para esta última, puede mostrarse subjetivismo dentro del subjetivismo, conllevando a situaciones complejas de manifestación respecto a ello. Pues, quizás el subjetivismo es gobernado fractalmente en una vorticidad determinada, lo cual es similar a lo que ocurre en la mente humana, en donde el mismo ego podría ser producto de ello. Lo cual conlleva a implicaciones filosóficas muy complejas que solamente pueden estudiadas mediante el tratamiento de nucleaciones Heisenberg, pues así como la humanidad como entidad adquiere ese ego peligro, por qué no otro de manifestación de vida consciente de sí mismo, no podría adquirir dicho defecto, o incoherencia de percepción de sí mismo, respecto al todo.

Dado que la naturaleza del campo cuántico unificado es basada en bosones manifestados en un espacio global tipo holográfico, en donde una gran cantidad de grados de libertad básicos definen la forma en que las cualidades a nivel de parte y del todo se muestran, conformando una unidad de entidad percibida y su complemento, una misma información puede desdoblarse de diferentes modos, conllevando a la conformación de una red conectiva de interacciones de esa información objeto asociado a los nodos de las vorticidades de nucleación bajo los cuales, las nucleaciones Heisenberg muestran la ilusión de dinámicas en las respectivas realidades percibidas por los observadores. Estos procesos que conllevan a las transiciones de dichas vorticidades es lo que puede ser asociado a comunicación de información objeto, la cual puede ser percibida a diferentes niveles de resolución, la cual está sujeta a la capacidad innata de los respectivos observadores. Lo cual aumenta la valoración subjetiva bajo la cual el observador tiende a explicar la presencia de ese entorno en que está inmerso, al igual que trata de describir a la dinámica bajo la cual el escenario pasa de un cuadro de realidad a otro. Quedando oculto ante el observador una parcialidad del todo, en la vorticidad de acción mediante el cual cierta información se percibe en proceso de manifestación y otra regresando a la complementariedad de la información de la fuente.

Es fundamental recordar que el comportamiento holográfico asociado a la fuente, es de naturaleza fractal, por lo cual la conformación de ecos sobre ecos de información objeto, es una constante. Es decir, la presencia de patrones de información objeto, al igual que el hecho de cómo estos se comunican entre sí. Tal que el vórtice de información objeto, es asociado a cadenas de nodos que pueden conformar un lazo o bien ser un mecanismo conector entre diferentes lazos, permitiendo la posibilidad de que la replicación cuántica de la información puede estar relacionada a las potenciales manifestaciones asociadas a las facetas permitidas para cada lazo o bien manifestarse una combinatoria de dicha información. Esto conlleva a una de las operaciones propias de nucleaciones denominada interferencia, e inclusive puede estar asociada a la composición de nucleaciones de información objeto dentro de una vorticidad manifestada.

Es importante recalcar, que la representación por vorticidad conlleva a la presencia de redes ocultas de nodos, en donde semillas de información objeto pueden desdoblarse cuánticamente, permitiendo que el campo cuántico unificado sea capaz de manifestarse en toda la potencialidad que le es propia a su esencia. En donde se tiene una trampa en la ilusión de existencia que emula volúmenes dinámicos de información, en los cuales la información objeto se manifiesta dando la ilusión de potencialidad de manifestación de realidades. Tal que información viaja de una red a otra para que la ilusión de existencia manifestada del todo sobre el todo muestre coherencia, por lo cual, todo debe responder a una lógica, pues la esencia del todo no debe ser disonante sobre sí misma.

La comunicación entre redes ocultas en los nodos de vorticidad, conlleva la firma de desdoblamiento del mismo en cadenas, tal que Cn [Cn-1; Cn-1], en comportamiento fractal de definición a través de los grados de libertad compuestos, que son definidos en términos de los de libertad aparentemente básicos. Pues todo es vibración, en donde los modos permitidos de manifestación se relacionan con esa capacidad de mostrarse diferentes, a través de combinatorias permitidas de manifestación de dichos grados de libertad aparentemente básicos, al nivel de resolución que es capaz de percibir el observador, en ese mundo idealizado en que la parcialidad de la información del todo, muestra a ese escenario que este ve como su realidad. Que debido a esa constante oscilación, es que el escenario siempre muestra cuadros de realidad en transición y la información toma carácter relativo, debido a dicha condición. Por lo tanto, todo lo percibido por el observador, no son más que sombras de acción, que se encuentran acondicionadas a lo que le es permitido a ese todo que se manifiesta parcialmente.

Posiblemente la ilusión de existencia basada en un campo cuántico unificado se auto sostiene debido a la excitación del mismo, en donde los grados libertad saltan de un valor otro, pero todos a la vez, generando una condición que es difícil de comprender, pues toda la información objeto asociada al mismo debe manifestarse, cumpliéndose el principio de conservación de información objeto de un sistema cerrado, dinámico y coherente. En donde ese mecanismo que conforma realidades se hace presente en conjunto con la definición de observadores propios de las mismas, tal que aparenta que no puede haber realidades sin observadores propios, pues son complementarios, lo cual puede generar la idea de que todas ellas son producto de su observador, no obstante, podrían ser uno solo, pues Z H(Z) y Z Z1 Z2 Z3 ⊗ ... Zm, que en transición corresponde a Z Z*Z’, lo cual indica que la parte revela la naturaleza del todo y el todo se manifiesta a través de la parte, pues ambos son uno solo, percibido en diferentes facetas.

La problemática de una existencia sostenida por una dinámica holográfica, es compleja de comprender, pues todos los modos de manifestación deben estar presentes, tal que una densidad y matriz de acción se definen debido al efecto observador, conllevando a un sincronismo en el todo como unidad y como parte, siendo necesaria una comunicación a ambos niveles que puede ser interpretada de diferentes maneras. Siendo el objetivo de este vídeo mostrar aplicaciones sobre nucleaciones de información objeto, a temas muy complejos de analizar, que probablemente con la matemática formal no pueda analizarse, en donde facetas complejas de información objeto se entrelazan para resguardar dentro de una dinámica, la información de un todo. En este caso se postulan algunas características de lo que podría ser considerado comunicación en un campo cuántico unificado, categorizando a la misma según algunos comportamientos específicos observados en dicha dinámica. En donde el término comunicar se asocia a portales de transferencia y recepción de información, en donde un observador interactúa en el espacio de acción que le es permitido, provocando que la información objeto que parte de la fuente se disperse hacia todos los planos de existencia en que los grados de libertad del campo cuántico unificado se manifiesta, generando particulares de percepción sobre la información objeto que visualiza dicho observador propio de cada realidad.

Se puede percibir el fenómeno de comunicación de diferentes maneras, tal que podría ser analizado en término de facetas basadas en la funcionalidad del mismo, lográndose de esta manera, un punto de partida de análisis de lo que se podría esperar encontrar en eso que denominan el todo. Lo cual podría conllevar a que potencialmente en el todo se manifiesten mecanismos de comunicación que ni siquiera en este momento la humanidad ha pensado como probables, o que se le pueda categorizar como tales. Algunos tipos de funcionalidad manifestada por relaciones de información objeto hacia la parte, pueden ser:

Por otro lado, se puede categorizar a la comunicación en diferentes modos de percepción por parte del observador, asunto que corresponde a interpretaciones por parte del observador sobre aspectos funcionales de la comunicación que se muestran en simultaneidad de percepción. Definiendo para ello, conjuntos de herramientas para describir esa subjetividad de valoración que evoca a cómo un observador en un colectivo puede percibir a su realidad. Generando categorías de valoración difusa en que diferentes observadores en una realidad común, no estarían de acuerdo con las mismas, siendo una tendencia importante cuando se quiere representar lo que se manifiesta en una realidad determinada, tal que se suma a serie de factores que incrementan la incertidumbre propia de la información de lo supuestamente percibido, por ese observador colectivo. Lo cual puede ser conectado a un tipo de descripción que emplea a un lenguaje abstracto para describir a la realidad percibida por el observador. Dada la subjetividad con el que observador evalúa a lo que percibe, en su descripción y análisis de información asociada a la información, se pierde gran parte de la veracidad de lo mostrado por el entorno, en donde se aplican modelos de categorización simplificados, que pueden ser relacionados con bloques básicos de comparación, supuestamente aptos para evaluar las cualidades de los actores mencionados y a su interacción. Siendo todo un producto de análisis de sombras de información objeto, que se muestran en nucleaciones típicas de Heisenberg, en donde el subjetivismo propio del observador hace presencia. De tal forma, que diferentes formas de comunicación de la parte con el todo, así como de la parte con la parte, pueden ser categorizadas subjetivamente.


Comunicación natural de entes y entidades

La comunicación natural es categorizada como difusa e incompleta desde la perspectiva de observador, existiendo gran cantidad de factores que se esconden entre sí, provocando que la realidad quede oculta, pues se cumple la relación Cn [Cn-1; Cn-1]. No obstante, la comunicación real entre entes y entidades se refleja a todos los niveles de resolución, pues la definición del cuadro fractal de información objeto debe ser coherente a cualquier nivel de definición, pues no se puede manifestar ninguna acción o característica que no sea propia de la esencia propia del campo cuántico unificado que es el responsable de la ilusión de existencia manifestada ante el observador.

Según la ciencia actual, los entes y entidades se comunican con bosones, los cuales llevan la información hacia todos los lados, degradándose la intensidad de la información conforme se aleja de la fuente que la genera. Tal que a grandes distancias el efecto que generó la información inicial no es percibido, pero desde la perspectiva de las nucleaciones, todo un conjunto de potencialidades de acción siempre está presente, pues la información objeto se debe conservar. Esto conlleva a que el todo deba mostrar mecanismos para que sin importar en cual sector se perciba la información del todo, este debe ser coherente respecto asimismo. Manifestándose bosones a los diferentes niveles fractales, que a nivel macroscópico probablemente se muestren como fotones y gravitones, pero también a niveles más reducidos se muestran los gluones como bosones de interconexión.

Es importante mencionar como los bosones, según la ciencia formal, actúan como conectores entre las partes y definidores de las mismas, tal que probablemente hasta el mismo espacio de acción es producto de la dinámica de manifestación de los mismos. Siendo Dirac quién aclara dicha condición, pues lo bosones son los elementos fundamentales para la manifestación de la materia en sí, en sus fases, tanto para partícula así como para antipartícula. Siendo el vaivén entre partículas y bosones lo que conlleva a la ilusión de la presencia de lo que denominan espacio tiempo, tal que dentro del mismo se generan dos ilusiones complejas, la de estado ocupado y desocupado por entes y entidades, lo cual es simplemente una definición de información objeto que es percibida por los observadores, en donde todo solamente es vibración y lo que se comunica es una ilusión de concreción de presencia de entes en un cuadro de realidad determinado.

El proceso de estado ocupado y desocupado por entes, ante la visión simplista de un observador clásico, es altamente compleja, en donde el vaivén bosónico es el definidor, pues todo no es más que vibración, en donde un mecanismo de comunicación especial se hace presente, permitiendo que una lógica de acción sea percibida por el observador, lo cual la ciencia clásica denomina presencia de campos. En donde estos según la ciencia actual se definen per sé, y no respecto a los grados de libertad cuánticos asociados al campo cuántico que genera la ilusión de existencia en ese gran holograma que corresponde al todo manifestado.

Dado que lo que la lógica indica es que no debería existir nada, lo más probable es que la forma de cómo se interpreta el término existencia es incorrecto, dejando un vacío gigantesco del por qué se muestra esa singularidad lógica de la ilusión de existencia, conllevando a que todo no debe ser concreto, sino que es el observador o conciencia de ese todo el que crea la misma ilusión. Esto guarda una lógica respecto a lo que indica Novikov, porque si nada existe, dentro de eso que llaman nada, si algo genera una ilusión falsa, todo seguirá siendo nada, guardándose la esencia de esa nada especial, que nuevamente sería lo que denominan conciencia, asunto que varios pensadores han propuesto, es decir, que proponen que todo es un fenómeno de conciencia, en donde se muestra dinámica, por lo que para poder comprenderla hay que asociarle grados de libertad manifestados, cayendo nuevamente en la idea de un campo cuántico unificado que se manifiesta sobre sí mismo.


Comunicación a través de vibración mecánica

Es conocido que todo es solamente vibración, la cual puede manifestarse en diferentes facetas, por ejemplo si un bosón se enrosca sobre sí mismo, en el espacio de acción aparente, genera la ilusión de partícula, mostrando hacia el exterior la ilusión de la presencia de un campo que es percibido por el observador, que dependiendo de la capacidad de percepción de la manifestación del todo, reconoce una parte del campo cuántico unificado manifestado en la parte, que debido a las condiciones de observación, solamente una sombra del mismo es percibido. En donde el vaivén vibracional bosónico que responde a como este bosón se enrosco, lo cual muestra esa ilusión de presencia de campo, que conlleva a la idea de enmascaramiento de cargas eléctricas, que corresponde a un apantallamiento de la misma, o bien a un anti-apantallamiento para el caso de lo indicado en la cromodinámica.

Esa ilusión de manifestación de cómo una entidad concreta conlleva a la idea de comunicación mecánica, se realiza mediante la consolidación de relaciones entre entidades que se muestran como respuestas a estímulos ante supuestas manifestaciones de unos sobre otros. Partículas actúan sobre partículas, compartiendo bosones de enlace que indican como se puede mostrar esa evolución del escenario percibido. Tal que otras vibraciones son tomadas en cuenta, debido a esa conectividad que muestra en el todo, tal que el concepto vibraciones mecánicas es empleado, en donde una entidad llamada fonón es introducida, como producto del efecto de deformación vibracional del espacio tiempo. Tal que si se tiene un oscilador armónico, conformado por un resorte ideal y una masa que ocupe espacio, al oscilador manifiesta una vibración en el entorno, en donde los fonones son los que transfieren ese disturbio en el entorno, decayendo su acción conforme se aleja de la fuente de emisión. Tal que este permite hasta cierto grado definir cuando una zona está ocupada o desocupada, según se muestre la zona como de emisión o no emisión de esa información, pues el arreglo cuántico de lo que denominan ilusión de espacio tiempo, debe mostrarse coherente respecto asimismo.

El proceso de definición mecánica de estados zonales ocupado y desocupado es un proceso en cadena de transferencia de información zona a zona, en donde todo aparenta estar atado entre sí en una infinidad de cuerdas, como dibujando una matriz de tres dimensiones espaciales que evolucionan la potencialidad de movimiento de los entes cuadro a cuadro, en donde una información amarra al todo equivaliendo a un proceso de transferencia de información con tiempo de cambio igual al que es asociado a la transición de información, por lo cual dicho mecanismo de acción equivale a un sincronismo de acción que permite toda esa sinonimia de movimiento global. No obstante, bajo esta visión se hace necesario que en las cuerdas imaginarias que entrelazan a los componentes, se guarde una memoria de acción para que lo percibido concuerde con lo que se considera la misma, pues una gota de agua que cae constantemente tarde o temprano rompe a una piedra, en donde la culpable no es la primera gota, ni la segunda ni las otras, es la acción en que el sistema guarda de todas las acciones de las gotas de agua involucradas.

Lo anterior muestra que el proceso de comunicación de información y de percepción de un evento asociado a la presencia de la misma, es complejo porque no necesariamente se cumple el principio de acción reacción, sino que es gobernado por el principio de sincronismo de acción. Por ello, algo que se realiza un año antes de ocurra cierto evento, podría ser el precursor del evento, asunto que no puede ser tratado con la dinámica de Newton, pues el sincronismo de los eventos está asociado a lo que se denomina albedrío, tal que hasta que se presenten las condiciones adecuadas un evento, este se manifiesta, en donde el caos gobierna, pues pequeñas variaciones en las informaciones de los grados de libertad propios del sistema, conlleva a resultados potencialmente muy diferentes.

Grandes manifestaciones de entidades macroscópicas se muestran con reglas simples de interpretación, en un conjunto de grados de libertad posiblemente falsos, que no son más que una ilusión que un observador clásico da por válidos. Por ello, el comportamiento de planetas, sistemas planetarios, el de algunas galaxias y otros son descritos de una forma muy simple, en una condición propia del determinismo, reduccionismo, minimalismo y concretitud de acción. Siendo propia la descripción de la comunicación mecánica para sistemas controlados, en que variables de valoración son tomadas como referencia, en donde el concepto de albedrío se desaparece y no permitiendo que el entorno se revele así mismo.


Comunicación a través de vibración bosónica

Si se da por un hecho de que todo es un holograma fractal, producto de la manifestación de un campo cuántico unificado que se proyecta sobre sí mismo, generando la ilusión de la presencia de grados de libertad básicos, dicha idea favorece la percepción de una multiplicidad de facetas de ese todo, cuya información objeto se organiza según reglas definidas por una densidad y matriz de acción. Tal que entidades propias del mismo campo cuántico pueden percibir como realidades propias, a ese conjunto de informaciones objeto que enmarcan a escenarios y a una secuencia lógica y coherente de percepción de su dinámica.

Bajo la visión holográfica fractal, una infinidad de puertas de acceso de información objeto se presentan, conllevando a separaciones especiales sobre la forma en que se percibe a este, provocando la ilusión de la presencia de mundos de comportamientos diferentes, inclusive complementarios entre sí. En cada espacio de acción que es percibido bajo esos portales que se interconectan entre sí, la información objeto emitida en la entrada se despliega en forma semejante a espectros de percepción, equivaliendo también a resonancias propias en cada una esas secciones de espacio de acción en donde la información objeto se manifiesta, aunque sea en forma parcial. Tal que esto conlleva a una cualidad manifestada en la parte que se entrelaza fuertemente con el todo, siendo similar a lo que se denomina albedrío, tanto en acción, como en evolución.

El aparente albedrío de la parte lleva consigo el sello de singularidad que es reconocido por la humanidad como manifestación de entidad, lo cual es complejo, pues se asocia a la presencia de una gran conciencia que integra a muchas, en donde dicho término la ciencia no lo puede analizar, pues trasciende a conceptos de minimalismo, reduccionismo, determinismo y concretitud de acción, pues su definición está atrapada en un vaivén de posibilidades o potencialidades de manifestación, que deben respetar lógicas propias de una densidad y matriz de acción. Quizás la forma en que la esencia del todo se manifiesta a través de la parte, es el mecanismo que evita que la conozca como un todo, provocando esa ilusión en cadena de existencias propias. Pues un ser multicelular es un ser vivo, pero también cualquier célula del mismo, en donde la esencia del ser y de su parte es la misma, sin entrar en ningún conflicto, aunque un mal observador diría que no son lo mismo, pues no equivalen a una igualdad en todos sus aspectos, pero si se manifiesta entre ellos una auto-similitud, que es la base del estudio de un todo por nucleaciones de información objeto.

La manifestación de una entidad bosónica bajo una ilusión de entidad integral, obliga a que un núcleo de oscilaciones propias del campo cuántico guarde una relación entre sí que sea interpretada por el aparente entorno de un observador, como una influencia que muestra un patrón aparentemente lógico, o al menos parcialmente. No obstante, como todo es una ilusión, en conjunto con el requisito de la conservación de la información objeto, una entidad es, fue y será simultáneamente, lo cual va más allá de lo que indica una teoría como la de la relatividad general, pues esta no guarda la potencialidad que muestra los comportamientos cuánticos generalizados. Siendo quizás la máxima debilidad de la teoría de la relatividad, el supuesto de la concretitud de acción, lo cual no está nada acorde con la idea de un campo cuántico unificado, manifestado a través de un holograma fractal, cuántico. En donde se manifiestan ecos dentro de ecos, tal que la parte y el todo son el mismo, pero percibido desde diferentes facetas, gobernado por reglas de auto-similitud.

Es interesante que el todo se muestre a través de la parte convirtiéndose el mismo en un portal fractal de comunicación con lo que forma su esencia, permitiendo de esa manera, una comunicación global que permita generar esas ilusiones complejas que se denominan realidades propias de los observadores, complicando en sí el concepto de comunicación del todo, manifestado a través de la parte. Es bajo esa condición en que el reduccionismo provoca que la ciencia quede atrapada bajo condiciones que no son ordinarias para el todo, es como quedar solamente en una sección de un comportamiento asintótico. Lo mismo se puede decir, al emplear un minimalismo de acción, como el que conlleva las ideas de Newton, que ya es conocido que es un descriptor simplificado de lo que es el todo, para un comportamiento asintótico. Además, la concretitud de acción que posee el pensamiento clásico no permite que el entorno se muestre en forma natural en las experiencias analizadas, conllevando a que las investigaciones estén atrapadas en una condición de repetibilidad de manifestación ante condiciones supuestamente controladas. Todo atrapado en una condición de percepción de simetría rotacional, traslacional y temporal, similar a lo indicado por Noether, lo cual no toma la memoria acción que es de naturaleza caótica. Recuerde que esta condición de entender, analizando el efecto de una gota de agua que cae sobre una rota, acompañada de otras que repiten la acción, las cuales no son iguales, solamente guardan auto-similitud, ya sea con un ritmo determinado o no, hasta que esta se rompe, siendo un evento que trasciende a una condición de localidad 4D, tal y como ocurre en la naturaleza, es producto de la memoria de acción de ese todo manifestado en la parte. No obstante, no se puede negar todo lo bueno que dicho conocimiento, el clásico o considerado formal, ha dado a la humanidad, a pesar de las supuestas limitaciones antes indicadas.

Es importante mencionar como la comunicación de información objeto, entre las partes y el todo, es lo que permite que se presenten condiciones que la mecánica clásica no admite. Por ejemplo, el ¿por qué un electrón confinado a una nube electrónica, no decae emitiendo radiación, simplemente se queda en su orbital correspondiente, hasta que la información objeto del entorno cambia y se presenten las condiciones propias para los decaimientos respectivos?. Tal que estos decaimientos quedan sometidos a reglas específicas, que son propias de una densidad y matriz acción dentro del holograma fractal que es propio del campo cuántico unificado, manifestado sobre sí mismo.


Comunicación simbólica sobre objetos

La idea tradicional de objeto es la presencia con masa de una entidad que se manifiesta ante un observador, la cual muestra ciertos atributos como que ocupa un lugar en el espacio, se degrada su constitución en función del tiempo y es afectado por el entorno. Es decir, siempre objeto se asume como entidad concreta percibida por un observador, manteniendo algún tipo de información que la singulariza sobre otras informaciones objeto. A su vez al material de que está conformado se le asocian algunas características físicas, como geometría, tamaño, dureza, color y textura, así como también algunas características de naturaleza química, como una composición determinada, capacidad de interacción con otras sustancias y otras cualidades subjetivas, a las cuales se les puede asociar escalas de valoración.

Para el caso de objetos materiales se puede tener un intercambio de información en donde mecanismos pueden emplearse para ello, desde el contacto físico, para el caso de cercanía entre ellos, hasta el uso de campos, para el caso en que la distancia es considerable, como el electromagnético o el gravitacional. Dado que en la mayoría de los casos estas interacciones son invisibles al observador, se puede generar diagramas simplificados para indicar ese tipo de supuestas relaciones de información que comparten los objetos, siendo los diagramas de Newton un caso extremo para indicar como interactúa el entorno sobre un objeto.

La ciencia es producto de un tratado de conceptos, que muestra generalización a través de un lenguaje simbólico mediante el cual se trata de describir el aparente entorno, empleando para ello un lenguaje abstracto simplificado, denominado matemática. La cual guarda una gran belleza en sus expresiones, pero creado a partir de condiciones muy básicas de pensamiento, en donde se ha sesgado más condiciones simbólicas que son coherentes entre sí, hasta tenerse la matemática actual. Por lo cual, cualquier conocimiento que emplee a la matemática actual, está sumergido en las limitaciones que le son propias a la misma. En donde quizás el marco de pensamiento de Einstein, solamente sea una particularidad de una percepción parcial de lo que muestra la naturaleza. Por ello, algunas propuestas ya mencionan tiempos de divergencia, tal que existiría el tiempo que menciona la física ordinaria, así como hiper-tiempos que trascienden a lo que es el tiempo, es decir es como si otro tiempo existiera desde antes del que el universo contemplara la presencia típica de lo que denominan tiempo ordinario, tal que nunca hubo un inicio. No obstante, ninguna de estas teorías es capaz de recrear al todo a partir de nada, lo cual muestra la debilidad que manifiestan todas las propuestas, pues sino se conoce el origen del todo, asumido como concreto, cualquier cosa quizás es posible. Tal que para hacer lógica la propuesta lo único que se necesita es un lenguaje abstracto que sea coherente con la misma, lo cual se denomina sesgo de acción. Por ello, es que en varios vídeos se ha mencionado la posibilidad de generar una nueva ingeniería, que se encargue del estudio lenguajes abstractos aplicados, que sean coherentes ante la naturaleza de la información objeto que traten, siendo denominada como Ingeniería de las matemáticas.

La ingeniería de las matemáticas trata del estudio de representaciones abstractas simbólicas de relaciones de información objeto, en donde nuevamente los objetos se describen por su información constitutiva y de manifestación, en donde estos se verán afectados por el albedrío de acción que conlleva la memoria de acción del entorno, la cual nunca debe ser despreciada en el estudio de fenómenos en la naturaleza. Pero, para casos simplificados de condiciones controladas, puede parcialmente no ser considerada, bajo el riesgo que esto conlleva, por ejemplo, puentes que se caen, edificios que se derrumban, aviones que no se comportan en forma ideal, personas que mueren cuando supuestamente estan bien, etc. Todo producto de que el entorno y el ente o entidad guardan una memoria de acción, por lo cual, no es recomendable emplear el reduccionismo y el minimalismo que algunos utilizan en forma muy despectiva. Pues siempre existe conexión entre el entorno y la parte, pues ambos son complementarios entre sí y justifican la dinámica que la muestra como un todo dinámico, tal que en sí la parte y su complemento también muestran el comportamiento de portales de información objeto.


Comunicación química

El todo visto desde la perspectiva holográfica fractal cuántica, muestra como patrones de información objeto se definen a diferentes resoluciones de lo que es la parte en el todo, tal que la esencia básica tiende a esconderse, de la manera que Cn [Cn-1; Cn-1], lo cual advierte que siempre existen potencialidades de encontrar un grado de libertad más en un sistema, pues este evoluciona en facetas, tal que Z Z1 Z2 Z3 Zn, siempre está manifestado como que la parte y el todo son uno solo, visto en esas facetas descritas en dicha relación. Esto trae consigo, que la parte por naturaleza tiende a interactuar con la parte de su complemento, permitiendo formar cadenas de información objeto que el observador puede percibir como entes y entidades manifestadas en su entorno. Siendo la mecánica bajo la cual se permite el intercambio y conectividad de información entre las partes, denominada Química.

Tanto la física como la química tienden ser unificables, siendo lógico pues son producto de observaciones complementarias asociadas a lo que se muestra en el entorno propio del observador. Por ello, la base de términos en física sobre la materia, es la misma vista en química, pero que se analiza desde perspectivas diferentes, como facetas de una misma esencia. Ambas ramas de conocimiento, están bajo la visión del observador clásico, en donde el reduccionismo y minimalismo se mantiene, dejando ambos por afuera la capacidad del entorno a tener memoria de acción y que esta se manifiesta según su naturaleza caótica. Esto quiere decir, que estas áreas de estudio de la materia y en sí del entorno, se basan en el análisis de experiencias controladas, nunca por análisis caótico o nucleacional.

Las estructuras básicas bajo las cuales la materia tiende a mostrarse, son mediante átomos y moléculas, en donde un mar de fotones interactúan generando corazas que resguardan sus integridades, lo cual es equivalente a la interacción con campos electromagnéticos y gravitacionales a nivel macroscópico. En donde enlaces entre estructuras básicas se conforman en el eslabón para la presencia y conservación de entidades complejas a las cuales se les asocia el atributo de vida en su integridad. Existiendo este manifestado a diferentes niveles, conllevando esa información a la manifestación biológica. Asimismo, se muestran celdas básicas bajo las cuales la materia inerte tiende a mostrarse ante el observador, como de parte de su escenario, presentándose un intercambio químico de información entre ambos. Es decir, procesos químicos y físicos se unen para permitir esa transferencia de información objeto entre las diferentes entidades.

Es importante visualizar como los procesos químicos propios de una entidad se manifiestan ante el entorno como efecto de una unidad integral, que conlleva a esta idea que es reconocida por el mismo. Tal que se generan ilusiones de características físicas asociadas al espacio geométrico de ocupación, bajo el cual se asume que se da ese proceso interno en que las partes componentes se comunican entre sí manteniendo una lógica constitutiva, que además en las entidades vivas conlleva a otros procesos complejos conectivos que puede resguardar otros tipos de información objeto diferentes al de constitución. Siendo ellas las más misteriosas, en donde se resguardan patrones de conducta variados, incluyendo algunos que son extremadamente primitivos como los de supervivencia, así como aquellos que evocan a aprendizaje y adaptación al medio en que coexisten. Tal que esa información es controlada por algunas unidades especializadas del ser, haciendo que todo responda de la forma que se considera normal.

Es interesante como la información objeto química es tratada de formas tan variadas, tal que es la que caracteriza en sí a las sustancias, conllevando a la potencialidad de conformación de cadenas de información objeto química, así como permitiendo que entidades puedan interactuar compartiendo información objeto química entre su exterior e interior. Tal que entidades con vida pueden alterar a dichas cadenas, de tal manera que esta nueva información pasa a ser parte de las mismas, generando un desperdicio que por lo general es devuelto al entorno. De tal forma, que procesos químicos hacia el interior como hacia el exterior se presentan constantemente, en donde una transferencia de información objeto evoca a acciones duales que complementan los procesos, de tal forma, que siempre la parte está en coherencia con el todo, donde claramente solamente pueden presentar estados de manifestación permitidos.


Comunicación biológica

La esencia del propósito del empleo de análisis por nucleaciones de información objeto, es vencer una barrera propia de la investigación, bajo un requisito que podría ser un mito, que es la condición de repetibilidad en la experimentación, que por lo general es bajo condiciones controladas, lo cual es antinatural, pues lo que gobierna al todo es justamente el caos, permitiendo que pequeñas variaciones logren generar esos diversos cambios de información, que se asocian a evolución. Siendo la manifestación de materia orgánica quizás un producto de dicha dicha situación, lo cual debe medirse con cuidado, en donde medición no significa necesariamente aplicar un instrumento físico, sino uno conceptual que evoque el potencial de análisis asociado a temáticas tan complejas como la generación de la materia orgánica. Lo cual evoca a procesos complejos entre entidades biológicas y el entorno, en donde mecanismos de control que favorezcan la consolidación de estas como materia viva deben manifestarse, involucrando tanto a lo interno de la entidad, como al mismo entorno cercano.

Un requisito de manifestación de vida bajo la visión de nucleaciones Heisenberg, es la presencia de predecesor, lo cual siempre conlleva a una misma problemática, propia del concepto de evolución, en donde una evolución es un salto que provoca que una entidad tienda mostrarse diferente a los que son propios de su especie, siendo este en realidad una singularidad manifestada entre el supuesto antes y después de dicha manifestación. No obstante, predecesor bajo la visión de nucleaciones, no significa relación respecto al tiempo, sino una conectividad lógica manifestada con la esencia de lo que la forma, tal que este debido a la manifestación de auto-similitud resguarda información respecto a esa nueva entidad, existiendo una conectividad de información entre ellos, que conlleva a que el entorno tienda a percibirlos como parecidos. Pero recuerde que el parecido, del parecido, del parecido, conlleva a que el último parecido tiende a verse con diferencias bien identificadas respecto al primero.

El ADN de cada individuo es un mecanismo de transferencia de información objeto y de resguardo de la misma, que evoca auto-similitud dentro de una especie que evoluciona según algún sistema de vorticidad dado, asunto que es típico del comportamiento en base a nucleaciones de información objeto. Tal que esa misma información objeto pone en peligro a cualquier especie ante cualquier eventualidad metagénica objeto adversa, que provoque que el ciclo de relación de información objeto se rompa, o lo equivale a un final dentro del vórtice evolutivo asociado a su manifestación y evolución. Al igual se puede generar saltos evolutivos al variar la información objeto, que conlleven a mejores capacidades de interactuar con su entorno. Existiendo la posibilidad de eliminación de un predecesor evolutivo, debido a un efecto especial manifestado en la información objeto.

Es claro que el tipo de comunicación básica sobre entidades biológicas tiende a ser de naturaleza química, no obstante como se generan diferencias significativas bajo las cuales estas son conscientes de su rol ante el entorno, niveles de consciencia son asociados, conllevados a otros tipos de comunicación compleja entre individuos, tal que al evolucionar se generan especializaciones de acción entre grupos de individuos de especies consideradas inteligentes. Lo cual conlleva a otras relaciones de poder que aumentan la complejidad en que la comunicación subjetiva empleada entre los miembros, evoluciona en un auto engaño que es característico, en donde inclusive egos nacen para deterioro de la capacidad de visualizar cada rol que tienen los actores en los diferentes cuadros de la realidad percibida.




Comunicación individual

La relación entre entidad y entorno es un proceso de comunicación individual, en donde las reglas básicas tienden a cumplirse, siempre bajo el dominio del sincronismo de los eventos, tal que la memoria de acción tanto del entorno como de la misma entidad, son factores fundamentales en lo que se muestra en la realidad que percibe el observador. En donde las reglas son impuestas para mantener la relación del todo con la parte, en un sincronismo tal que se comporten como uno solo. Siendo complejo visualizarlos como uno, debido al carácter cuántico que es asociado al holograma fractal en que la ilusión de existencia se manifiesta, en que las facetas muestran su potencialidad de manifestación.

Los grandes avances en comunidades de seres inteligentes, no lo da el trabajo colectivo, por lo general es el individualismo, pero el aseguramiento del conocimiento asociado evoca a lo colectivo. Lo cual conlleva a problemáticas propias, no en el proceso de comunicación de la información, sino que es debido al adoctrinamiento que fija líneas de pensamiento que se consideran correctas o aceptadas. Conllevando a falsas ideas de supremacía de entidades sobre otras, lo cual genera un proceso interesante en donde la comunicación individual se asocia a la presentación de las diferentes valoraciones que se hace sobre los actores de un cuadro de realidad, según percepciones subjetivas, que evocan a información tipo objeto, asociada a nucleaciones, en donde para una misma supuesta percepción, conjuntos diferentes de información objeto son propias de los individuos que participan en la supuesta realidad común. Tal que lo que alguien valora como aceptable, para otro podría ser inaceptable, siendo cada uno de esos valores correctos ante el mismo. Note, como claramente se denota que el análisis mencionado solamente puede ser analizado desde la perspectiva de nucleación, en donde respecto al todo no interesa un valor particular, sino la relación de percepciones respecto al conjunto de percepciones.

Debido al efecto fractal que es asociado a cualquier entidad o ente dentro del holograma fractal cuántico, cadenas de información siempre están presentes, en todas las potencialidades que le son permitidas, producto de la regla de conservación de la información objeto. Esto provoca que nunca se tiene un único ente, inclusive ni el todo es un único ente, desde la perspectiva de una consciencia universal, pues este se percibe asimismo como una cadena de facetas mediante las cuales se reconoce asimismo, donde cualquier faceta es tan válida como cualquiera de todas, tal que Z Z1 Z2 …. Zn, es una condición que se mantiene en el todo, resguardando la integridad del mismo. En cuya relación de lo percibido y lo oculto sutilmente, se muestran procesos de comunicación complejos, en que la parte se reconoce asimisma, dentro del proceso de vorticidad que se asocia a su proceso evolutivo, dentro de la red oculta que esta posee.


Comunicación colectiva

La comunicación es un proceso en que se da envío de información de cualquier naturaleza, tal que estimule respuestas por una o más partes. Por lo que al ser el todo un campo cuántico unificado, se presenta un holograma fractal cuántico manifestado, en que bosones son producto de esa ilusión exhibida de sus grados de libertad básicos, conformando estructuras de información entrelazadas denominadas información objeto, conllevando a la comunicación que se da entre cualquier tipo de entidad y su entorno, sin importar su naturaleza. De tal forma, que la parte define al todo, pues la misma esencia es manifestada, por lo cual, cualquier parte no es más que colectividad, producto del efecto fractal que se provoca por la auto existencia mantenida dentro del holograma cuántico del campo cuántico unificado, que es coherente con la relación Cn [Cn-1: Cn-1].

Es claro, que si toda parte equivale a una colectividad, el tipo de información que define al todo y a la parte es de naturaleza de nucleación de información objeto, en parte provocado por el principio de conservación de la información objeto, a parte de que la única forma de mantener la ilusión de una dinámica coherente, es que existan aparentes reglas que determinen algunas respuestas de acción, que aunque complejas, están dentro de la lógica de acción que le es permitida al todo. Donde nuevamente, un mecanismo de comunicación de información objeto se manifiesta en cadenas, tal que el todo pueda mostrarse coherente en la sombra que percibe observador, la cual es definida por este como un cuadro de realidad percibido. Donde cada una de estas cadenas es una nucleación Heisenberg, de la forma Z Z2 Z*Z’, debido a la condición fractal con que el todo se define en base a patrones que se denotan claramente, en cualquier manifestación percibida por el observador.

Note como se ha definido a las nucleaciones Heisenberg, en que aparecen dos relaciones, una que trata de la colectividad respecto a la colectividad, mientras que la segunda también es una nucleación de potencialidad de manifestación. En otras palabras se tiene una sombra de potencialidad manifestada cada vez que evoluciona una realidad, propia de otra nucleación de Heisenberg, tal que todas entrelazan informaciones, pues dicha condición es necesaria para que se cumpla el principio de conservación de la información objeto y se mantenga la ilusión de la presencia de una realidad dinámica ante el observador.

Lo mencionado en el párrafo anterior, indica que cada vez que el investigador trate de encontrar la descripción de la esencia del todo, solamente encontrará sombras, pues la información evoca a relaciones que trascienden a conceptos tan simples como espacio tiempo, en donde un estado de realidad no es más que una interpretación de una nucleación de información objeto, que no es, ni fue, ni será, es solamente una sombra, porque el todo siempre es lo mismo. En donde el efecto de la presencia de la sombra es producto de la interacción con el observador, por lo cual es una percepción relativa y parcializada hacia las limitaciones que tiene este para percibir una faceta del todo que el denomina entorno percibido.

El efecto sombra de la información objeto, presente en las nucleaciones Heisenberg, es una necesidad para la generación de la ilusión de evolución de los escenarios que se muestran ante el observador propio, favoreciendo a este al percibir una información simplificada, que está asociada a una densidad y matriz de acción. Lo cual rige una condicionalidad de observación de lo que aparentemente el todo proyecta en la faceta percibida, quedando atrapado el observador en la creencia de que esa visión es la única que existe. Por lo cual, los adoctrinamientos no solamente provienen de la interacción con seres inteligentes, sino también por lo provocado por la misma fuente o campo cuántico unificado manifestado.

Para el caso de grupos de entidades inteligentes, existe una conectividad que trasciende a los individuos, inculcando en ellos patrones de conducta hacia al entorno, que son comunes. No obstante, esto no implica que se presenten problemáticas entre sus miembros que son resueltas según su conducta considerada normal entre ellos. Esta conducta evoluciona, tal que se analiza dentro de un proceso histórico que conlleva a razonamientos ilógicos. Tal que ningún individuo llega ser libre, sino que es esclavo del adoctrinamiento de aquello que consideran patrón de conducta normal, al cual no puede escapar, pues lo que denominan sociedad lo atacará si no responde según dicho patrón de conducta. De tal forma, que lo llaman evolución posiblemente conlleve a esclavitud, sin importar el nivel de evolución propio de la especie, siempre estarán bajo el yugo de líneas de pensamiento impuestas, que por lo general no guardan ninguna lógica. Sin embargo, aparenta ser el patrón lógico en la evolución, pues no existe mejor herramienta para controlar a grupos de individuos, que el producto de la mezcla de miedo, represión e ignorancia, especialmente si está última está escondida en lo que denominan conocimiento especializado y escudado por lo que denominan bien común. En donde respuestas muy variadas se encontrarán para dicha situación, pues el comportamiento y visión de todos los miembros son descritos por nucleaciones de información objeto en transición, en donde la auto-similitud en todas las acciones se hace presente.

Es probable que en la evolución del conocimiento utilitario de comunidades inteligentes, por salto evolutivo dentro de un proceso de adoctrinamiento colectivo, estas buscarán siempre encontrarse en una fase de conocimiento muy estable. Lo cual equivale a la dinámica que se representa en un lazo de una vorticidad determinada, en donde el lazo se forma porque la información al ser analizada muestra varios tipos de comportamiento, producto de la parcialidad con que se percibe a la información, manteniendo una alta auto-similitud. Asunto que para la humanidad se observa claramente, al analizar las propuestas científicas para describir a los entornos, en donde dos ramas fundamentales se manifiestan, la teoría de la relatividad y la cuántica. Tal que se manifiesta un nivel de oposición a aquellas que trascienden a dichas visiones, pues la humanidad está atrapada en un lazo evolutivo de vorticidad, a la espera de un conocimiento singular aceptado, para nuevamente quedar atrapada en otro lazo de vorticidad de evolución de conocimiento. Siendo que una vez impuesto el supuesto nuevo conocimiento, ordinariamente la sociedad queda atrapada en una simple aplicación de lo mismo y no bajo una presencia innovadora arrasante constante, tal que evoque a nueva tecnología en desarrollo constante, lo cual equivale a la presencia de zonas de confort del conocimiento.


Generalidades

El todo siempre está en una ilusión de transición, mostrándose parcialmente sobre el mismo, mediante un mecanismo complejo, tal que la información objeto en el mismo siempre es la misma. Por lo cual, todo es descrito en ese vaivén en que nuevos estados aparentes de información objeto se hacen presentes, por lo cual, su información compartida siempre es definida por nucleaciones de transición de información objeto. Especialmente, porque la ciencia estudia estados de información para condiciones controladas y no eventos bajo condiciones de albedrío que la memoria de acción del ente y el entorno, promueven. No obstante, la ciencia tiene su rol e importancia, tal que en el futuro cercano posiblemente muestre otros grandes aciertos, pero quizás se está cerca del momento de la necesidad de una visión complementaria a la misma. Así como es innegable la belleza de la Matemática actual, así resulta interesante lo que actualmente denominan Ciencia.

La idea de generar aplicaciones que utilicen la técnica de nucleaciones es arriesgada y compleja, pues debido al comportamiento típico de distribuciones fractales, bolsas o burbujas de comportamiento significativamente diferentes que son potencialmente manifestables. Esto se muestra en la representación fractal bajo la ilusión de la presencia de macro mundos y micromundos que comparten una potencial manifestación en conjunto, en donde cada uno de ellos encierra particularidades que lo define como tal. Asunto que claramente se manifiesta en los comportamientos ordinarios percibidos, como es el caso de epidemias o bien para fuentes de pobreza, lo cual lleva nucleaciones con comportamientos bastante diferentes entre sí.

A pesar de que el conjunto de vídeos dirigidos al tema de no-matemática, han sido dirigidos hacia la línea de pensamiento de que todo es producto de un campo cuántico unificado, que se manifiesta a través de un holograma fractal cuántico, son muchas las posibles aplicaciones ordinarias que se pueden pensar generar, en base a nucleaciones Heisenberg. Una aplicación potencial a diseñar es como la que se podría necesitar en una búsqueda universal de contexto, algo similar a google pero a un nivel extremo, en donde cada uno de los micro mundos serían semillas o nodos de vorticidad de búsqueda, que pertenecen árbol mayor. De tal manera, que mucha información basura puede ser eliminada, empleando para ello a los índices de las nucleaciones de información objeto conectivos, como giróscopos para el afinamiento real de la información objeto en búsqueda y para el tratamiento de la misma, dentro de la misma vorticidad. Por lo cual, esto no sería una simple búsqueda, sino que conlleva a minería de datos objeto, correlación de los mismos, discriminación, análisis y proyección de la misma. Conllevando a la generación de productos durante la misma, en supuesta búsqueda.**

Finalmente, es importante valorar lo que la ciencia y su lenguaje abstracto actualmente aceptado, permite analizar, así como la potencialidad de una nueva visión del todo, con su lenguaje abstracto dirigido al estudio de la información objeto, organizada en nucleaciones, que lance a la humanidad al estudio y desarrollo de conocimiento asociado a fronteras superiores a las que ordinariamente se presentan. Tal que estos se complementen entre sí, lo cual obliga a recordar los avisos que Einstein indica en sus frases. Recuerde que:


Si se analiza con cuidado lo indicado en este vídeo, se llegará a la conclusión, de que no solamente la humanidad podría estar atrapada en su ego, sino que hay presencia fractal en su entorno, a más niveles de manifestación e interacción de información objeto, dentro de eso que denominan el todo. Conllevando a la posibilidad de la existencia de muchos tipos de entidades que quizás la humanidad jamás se percatará de su existencia, bajo la línea de pensamiento actual. Lo cual corresponde a una comunicación del todo sobre la parte, oculta a la humanidad, por parte de su propia realidad y entorno asociado, quizás para protección de la misma.